Opinión

Siete pasos para evitar el riesgo

02 agosto 2013 5:38

 
 
En México hemos tenido todo tipo de circunstancias que han afectado nuestras finanzas personales y para ello debemos de estar preparados.
 
 
Se han disfrutado etapas de abundancia como el boom petrolero o el despegue de la economía mundial a finales de los noventa. Sin embargo, también se han sufrido periodos de alta inflación con tasas que alcanzaron a ser de hasta 180% en 1988; depreciaciones fuertes de la moneda que quintuplicaron el valor del dólar; o recesiones profundas como la sufrida a partir de 2008.
 
 
Como siempre, hay ganadores y perdedores, dependiendo de cuáles fueron sus posturas antes y durante los procesos de ajustes. La pregunta es cómo estar preparados para enfrentar dichas eventualidades y qué podemos hacer en el terreno de las finanzas personales si somos un tomador de decisión conservador que prefiere evitar los riesgos.
 
 
En ese canal de reflexión, podemos identificar algunos aspectos que pueden ser útiles para dejar las preocupaciones y tener una vida tranquila sin sobresaltos.
 
 
Primero: Acercarnos a la realidad y hacer un diagnóstico que nos permita identificar tres elementos básicos. Activos, pasivos y flujos de ingreso. Esto significa que debemos de ser muy claros en entender cuál es nuestra solvencia y capacidad para enfrentar los gastos y deudas.
 
 
Segundo: Vivir de acuerdo a nuestros propios alcances económicos; es decir, estar consiente de qué nivel de gasto podemos llevar a cabo. La mayoría de los desaguisados financieros sobrevienen cuando uno quiere transitar por un consumo que no corresponde al patrimonio e ingreso familiar.
 
 
Tercero: Estipular un nivel de ahorro como una parte esencial del presupuesto y que deje de ser un sobrante. Si avanzamos en la generación de un patrimonio, se acabaron los apuros; el reto inicial sería formar un margen para las contingencias inmediatas, para luego pasar a construir inversiones con un horizonte de mediano y largo plazo. Es fundamental dedicarle tiempo a encontrar las opciones financieras que ofrezcan rendimientos reales positivos para mantener el poder de compra de ese ahorro. Empero, recuerde, si la tasa ofrecida es sustancialmente mayor a las de referencia (Cetes) implica un mayor riesgo.
 
 
Cuarto: Endeudarse los menos posible. La regla de oro sería tomar financiamiento cuando se trate de bienes que le darán mayor certidumbre en el tiempo, como la compra de una casa, siempre y cuando sea factible hacer los pagos. Si quiere seguir un criterio conservador, nunca tome una deuda de largo plazo para comprar un activo de corto.
 
 
Quinto: En la medida de sus ingresos, cubrirse de los eventos que puedan generar una catástrofe financiera, como serían las enfermedades o la muerte. Esto le da la seguridad de que el nivel mínimo alcanzado será mantenido ante un acontecimiento desafortunado.
 
 
Sexto: Gozar el presente con responsabilidad sobre el futuro. Entre más preveamos los acontecimientos, mejor nos prepararemos para enfrentarlos. Esto implica que debemos pensar en situaciones tales como la educación de los hijos o la jubilación, mucho antes de que ocurra, para tener tiempo de hacer los ajustes necesarios.
 
 
Séptimo: Aún cuando sea muy conservador con sus recursos económicos, recuerde que las posesiones y el dinero son un medio y no un fin en si mismos. Con prudencia disfrute lo que ha logrado.
 
De Seguimiento…
 
 
De editorial LID, en su colección Avante me llega el libro 'Toma el control de tu negocio' de Arturo Lara, académico experto en la administración de riesgos.
 
 
Arturo Lara proporciona herramientas para mantener un control efectivo en las empresas y es una excelente propuesta tanto para especialistas como para quienes conducen su propia compañía, sin importar el tamaño.
 
 
Hay grandes retos para los empresarios, como crecer, conquistar nuevos mercados, generar valor, competir en precio y mantener la calidad, entre otros muchos. Al respecto Lara dice “Si leemos estos retos entre líneas veremos que se asoma el fantasma de la incertidumbre de lograr obtener lo que buscamos. Esta incertidumbre es el riesgo, que puede ser disminuido a través del control”.
 
Twitter y Facebook: @finanzasparami
 
Email: atovar@finanzasparami.com
 
www.finanzasparami.com