Opinión

Si quieres paz…

1
  

    

Miguel Ángel Mancera anunció el reforzamiento de la vigilancia tras la fuga de "El Chapo" Guzmán. (Alejandro Meléndez)

Se publicó la Encuesta de Ingreso Gasto de los Hogares 2014, que es la medición detallada que realiza Inegi de cómo obtienen sus ingresos los hogares mexicanos y en qué lo gastan. El dato más llamativo ha sido la caída general en ingresos entre 2012 y 2014, que en términos reales alcanza 3.5 por ciento. Si le suma usted a la fuga del Chapo y al resultado insuficiente de la Ronda Uno, pues cierra una semana terrible para el gobierno.

Sin embargo, hay en la encuesta mencionada mucha información, y conviene analizarla con detalle, que es lo que haremos la próxima semana. Ahora permítame dedicar unas líneas a lo que ocurre en el DF. En esta ciudad el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, anunció que evaluaría a su gabinete, para lo que pidió a todos su renuncia.

En realidad, según muchos interpretaron desde el principio, se trataba de remover a tres personas, pero se buscó cubrir ese movimiento para reducir los costos. Por un lado, al secretario de Gobierno, Héctor Serrano, que tiene que asumir el mal resultado electoral de junio pasado. No sólo no ganó todo, como había dejado ver que haría, sino que el PRD quedó en segundo lugar en votación, aunque mantiene un mayor número de delegaciones que sus adversarios.

En segundo lugar, había que desplazar a Rosa Icela Rodríguez de la Secretaría de Desarrollo Social, puesto que su cercanía con Morena fue interpretada, también a la luz de las elecciones, como una cuña muy costosa. Para nadie debe ser noticia que los gobiernos en México usan los programas sociales para mantener clientelas electorales, y el eje de ese clientelismo es la secretaría del ramo.

Finalmente, el desgaste sufrido por el director del Metro en su enfrentamiento con la anterior administración hacía también necesario remover a Joel Ortega. Antes muy cercano a Marcelo Ebrard, fue destituido de su cargo cuando la tragedia del News Divine y perdió con ello la posibilidad de ser jefe de Gobierno. Cuando se incorpora a la actual administración ya lo hace muy alejado de Ebrard, y eso influye en el conflicto por los defectos de la Línea 12 del Metro.

Estos tres personajes, como le decía, estaban en muchas listas políticas, encabezando a quienes deberían salir del gobierno. A través de una revisión general, el jefe de Gobierno puede reducir el costo político de su remoción. Joel Ortega deja el gobierno, Rosa Icela pasa a una secretaría muy menor (Desarrollo Rural), y Héctor Serrano deja Gobierno para hacerse cargo de Movilidad, que sigue siendo un puesto relevante, pero ya lejos del poder que tuvo en los primeros tres años.

Salvo en el caso del Metro, en donde llega Jorge Gaviño, y en Desarrollo Social, adonde se mueve quien era el consejero jurídico del Gobierno, en las demás secretarías llegan mujeres. Patricia Mercado a Gobierno desde la Secretaría del Trabajo, en donde la sustituye Amalia García, y Alejandra Barrales llega a Educación (en donde estaba Mara Robles).

En el conjunto, se reduce la presencia de corrientes alejadas de quienes hoy controlan al PRD (Bejarano, Morena) y se le da un rostro más “ciudadano” al gobierno. Esto será sin duda criticado desde la izquierda más tradicional, pero me parece que resulta más congruente con el carácter no partidista de Mancera y con los resultados electorales, que indicaron que la población está buscando algo diferente de lo ya conocido.

Me parece que también muestra que Mancera y el PRD entienden que López Obrador y Morena van sobre ellos, y que no habrá mucho espacio de acuerdo. Serán tres años de guerra, y en esa dirección es que Mancera ha conformado su equipo. Veremos si le funciona.

Twitter: @macariomx

También te puede interesar:
Pendientes
Ronda Uno
Maldición china