Opinión

Shoppers reorientan
el retail

 
1
 

 

Consumidora

Compras fragmentadas y reducción de consumo son el común denominador del escenario del negocio comercial que explica el crecimiento acelerado de algunas cadenas y los ajustes de modelos de gran formato que en el pasado lideraron los últimos ciclos de expansión.

La contracción económica que se hizo sentir de 2007 al año pasado afectó el poder adquisitivo del shopper mexicano, hecho que no afectó la llegada de marcas de lujo, pero sí evidenció nuevas tendencias en las estrategias de posicionamiento y expansión de las principales cadenas de autoservicios.

Un estudio compartido por Fabián Ghirardelly de la firma KantarWorld Panel en el marco del Seminario Softec de la semana pasada, reveló que en los últimos 8 años el valor del mercado de consumo creció 29%, pero sólo 5% fue por un incremento en el volumen de compras.

Este hecho estimuló la guerra de precios, con poca efectividad según las encuestas de la firma. Sin embargo, también retó al canal moderno de formatos comerciales que fue superado por el avance de nuevos canales de venta de productos, los denominados de proximidad (tiendas de conveniencia, farmacias, etcétera).

Y no es para menos, las marcas que utilizan los canales comerciales para distribuir sus productos experimentaron en ese periodo down trading de 10%.

Con lo anterior, es previsible que los canales tradicionales de venta pudieran aprovechar los tiempos actuales para invertir en el crecimiento de unidades, vía formatos de menor tamaño.

Aun así, el éxito de los ganadores de estos tiempos es creciente. Durante los últimos 5 años, Oxxo ha venido creciendo a un ritmo anual de 1,000 puntos de venta. En el otro extremo, ha sido relevante el ritmo de crecimiento de WalMart con sus formatos de menor tamaño.

Pese a todo, las posibilidades del retail están a la vista. De 2007 a la fecha, la penetración del canal tradicional comercial apenas creció de 8.3% en el consumo, a 10.2%.

Ese potencial aún es mayor si se considera que sólo 40% del gasto del consumidor mexicano se queda en los supermercados mexicanos, frente al 90% de países como Alemania o el 67 % de Chile.

Quienes vean este mar de posibilidades, entenderán que los formatos express, farmacias, tiendas mayoristas y de conveniencia son la opción de crecimiento. Incluso analistas coinciden en que la guerra de promociones debería no sólo ser regulada, sino que además debería ser superada por conceptos que privilegien la experiencia e innovación de productos. Esos elementos son la solución para el aumento en ventas, y por tanto la base de una sólida expansión en el negocio del retail.

Twitter:@claudiaolguinmx

También te puede interesar
Paradigmas urbanos
El otro rostro de la sustentabilidad
¿Sustentable y rentable?