Opinión

SHCP ve recuperación
de la economía; otros, estancamiento

Cómo andarán las cosas en la economía que, por primera vez, la Secretaría de Hacienda no presentó en sus informes trimestrales de finanzas públicas una estimación del crecimiento del PIB, en este caso del periodo enero-marzo.

Sólo destacó que “los resultados de los principales indicadores macroeconómicos apuntan a que durante el primer trimestre de 2014 la actividad económica en México continuó mejorando”.

Y agregó que “la información disponible sugiere que la economía está fortaleciendo su recuperación conforme avanza el año”.

Por el contrario, el IMEF advirtió que la economía está “prácticamente estancada”, y aunque cabe esperar una mejoría en el futuro, no será “algo muy espectacular”.

El argumento de Hacienda para no presentar una estimación es que, como anunció a fines de marzo, considerará una revisión a la baja de su pronóstico el 23 de mayo, cuando el INEGI publique el dato de avance del PIB en el primer trimestre.

Por lo pronto, mantiene inalterada en 3.9 por ciento su proyección de crecimiento de la economía mexicana para todo el año. No obstante, el consenso de analistas consultados por Banamex estima una expansión anual de 3 por ciento, según los resultados de la encuesta publicada ayer.

Si bien se espera que Hacienda recorte su previsión de crecimiento, también está muy optimista sobre la recuperación económica. 

El titular de la Unidad de Planeación Económica de la Hacienda Pública, Ernesto Revilla, dijo que “estamos esperando una aceleración importante” del PIB.

Lo que deja ver un “fortalecimiento” de la economía respecto al trimestre anterior son los datos de exportaciones, empleo, producción automotriz, confianza del consumidor y crédito bancario, agregó.
Sin embargo, las cifras del INEGI evidencian que el pesimismo de los consumidores se mantuvo en abril.

Uno de los indicadores que sugieren que la recuperación económica está en marcha es el IGAE –un proxy mensual del PIB–, que en febrero creció 1.7 por ciento anual, su mayor avance en siete meses. Según Hacienda, la mayor contribución al crecimiento del IGAE proviene del sector comercial y de servicios, seguido del agropecuario y del industrial.

Otro indicador orientado a apoyar la actividad económica es el gasto público, que está ejerciéndose en línea con el calendario. En el primer trimestre, no sólo se ejercieron todos los recursos autorizados, sino que además, en términos reales, el gasto neto pagado aumentó a una tasa anual de doble dígito.

De hecho, por primera vez desde 2005 se registró un sobreejercicio del gasto. A diferencia del año anterior, cuando el gasto se ejerció con retraso, ahora la estrategia del gobierno es acelerarlo como una forma de resarcir el efecto restrictivo de la reforma fiscal en la economía. Pero el gasto no sólo debe ser un contrapeso a los efectos de la reforma fiscal, sino también un detonador del crecimiento. Y eso está por verse.

Twitter: @VictorPiz

Correo: vpiz@elfinanciero.com.mx