Opinión

Sexenio de mega inversión de Citigroup

Para dar por terminado el horroroso caso de Oceanografía, que manchó el posicionamiento de Citigroup y Banamex en la mente del consumidor, del regulador y de varias audiencias clave, la firma financiera se dio a la tarea de empaquetar todas las inversiones que está realizando durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto y hacer un evento de refrendo de dicha inversión el día de ayer, encabezado por Michael Corbat, el CEO de Citigroup, quien está en la ciudad de México para acentuar la estrategia: están aquí para el largo plazo, son los más grandes, y seguirán invirtiendo.

El monto de la inversión no es menor. Para los años comprendidos a partir de este momento y hasta el final de la administración, Citigroup invertirá mil 500 millones de dólares en tecnología y ampliación de su infraestructura física. El banco promete tener lo más avanzado del país en la materia. Este año, por ejemplo, la empresa estará materializando un total de 513 millones de dólares en inversiones, que se destinarán a inmuebles, a hardware y software, y a los centros de datos, el principal de los cuales estará en Querétaro. Tan sólo este centro de datos requirió 200 millones de dólares. Hoy lo inaugurará Corbat.

Corbat vino a México a enfatizar que sus plataformas tecnológicas serán clave, sí; pero también su infraestructura física. A la fecha existen más de mil 600 sucursales y seis mil cajeros automáticos; y se opera con más de 18 mil corresponsales activos. Pero el plan anunciado ayer incluye dos nuevos centros operativos a construir: uno en Toluca y otro en la ciudad de México. También se construirá otro centro de tecnología en Guadalajara. Asimismo, decenas de sucursales serán renovadas y se crearán “ecosistemas” para atender a la clientela de Monterrey y de la ciudad de México.

Pero Michael Corbat tiene otras prioridades también. Para que su banco esté totalmente sano debe pasar a cabalidad las llamadas “pruebas de estrés” de la Reserva Federal, algo en lo que trabaja arduamente. Ayer su CFO dijo que estas pruebas, conocidas oficialmente en Estados Unidos como Comprehensive Capital Analysis and Review (CCAR) son la prioridad número uno, la número dos y la número tres. ¿La parte más compleja? Planificar cómo respondería el banco ante un escenario de recesión.

Hoy afortunadamente no hay recesión, y México es un mercado de amplio atractivo para el banco. De ahí la visita de cortesía de Corbat a Peña y el refrendo de inversión de esta firma con este mercado, inversión que podría llegar hasta cinco mil millones de dólares en todo el sexenio si se incluyen toda la base de capital, la reinversión de utilidades y otros proyectos clave hacia el futuro.

Twitter: @SOYCarlosMota