Opinión

Secuestrada, la Cámara de Diputados

 
1
 

 

Senado

El vergonzoso espectáculo brindado por los diputados en San Lázaro ratifica la pésima imagen y la escasa credibilidad que tienen ante los mexicanos. La cerrazón y terquedad predominó y esto impidió la instalación de la Mesa Directiva que coordinará los trabajos en el tercer periodo de sesiones. Con 257 a favor, 209 en contra y dos abstenciones, no se logró la mayoría calificada para tal propósito.

Adjetivos, descalificaciones, insultos e improperios quedaron registrados en el Diario de los Debates, los cuales semanas después serán motivo de vergüenza entre los legisladores.

Con el pretexto de cuestionar el nombramiento del fiscal de la nación, que como está la ley en este momento le corresponde al procurador Raúl Cervantes, se secuestró a la Cámara de Diputados y se acrecentó el rezago legislativo; y no sólo eso, el Paquete Económico para 2018, su aprobación en tiempo y forma, está en entredicho; es decir, la continuidad de las actividades penden de los acuerdos políticos y no de lo que dicta la Ley Orgánica de la Cámara baja.

La actividad legislativa en la Cámara de Diputados registró sucesos nunca antes vistos, como la demora en la instalación de la Mesa Directiva que debe conducir los trabajos del primer periodo de sesiones del tercer año de ejercicio, y por ende su parálisis.

La diputada Ernestina Godoy, de Morena, señaló que en el fondo del problema, más allá del tema del nombramiento del fiscal general, prevalece una situación interna en el PAN, por lo que se debe resolver en las instancias políticas y no en la Cámara de Diputados. “No podemos paralizar las actividades del Congreso. No debe darse un chantaje”, sentenció la legisladora.

Otra lectura del conflicto deja muy mal parado al naciente Frente Amplio, conformado por el PAN, PRD y MC, quienes en su primer acción conjunta cometieron un yerro de proporciones mayúsculas al participar en un conflicto de carácter interno en las filas panistas, donde el líder nacional de los blanquiazules, Ricardo Anaya, encontró su mejor pretexto para desviar la atención de quienes a gritos exigen su renuncia por la derrota electoral en Coahuila y las acusaciones de haber utilizado sus cargos políticos para amasar un enorme patrimonio personal y de su familia política.

Entonces, si para este tipo de acciones retrogradas se conformó un frente electoral, pues desde ahora se les puede augurar una corta e inútil existencia. Si así se ponen las huestes de Ricardo Anaya con un tema que por cierto la mayoría de la bancada de diputados panistas votaron a favor (una legislación que permitía el nombramiento del fiscal), pero hoy se retractan, es de imaginarse el berrinche que harán cuando sus momentáneos aliados decidan ir con un candidato presidencial que no sea del agrado del joven ahora conocido como berrinchitos Anaya.

Más allá de esta escaramuza que quedará registrada en los anales de lo anecdotario, lo relevante es que el retraso en la instalación de la Mesa Directiva afecta diversos temas importantes para el país, el más inmediato es el análisis y discusión del Paquete Económico que entregará el Ejecutivo el próximo viernes al Poder Legislativo.

Con esta experiencia lo que queda claro es que la Cámara de Diputados fue secuestrada por el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano, con el pretexto de oponerse a la designación del fiscal, asunto que compete resolver, de acuerdo con sus facultades, a la Cámara de Senadores.

Queda claro que con este paro se atenta contra la incipiente democracia mexicana, y también refleja el ambiente que prevalece rumbo a la elección presidencial del año próximo. En fin, después del impasse legislativo declarado todo podría pasar, pero una cosa es segura: los asuntos legislativos que México espera van en segundo término… 

También te puede interesar:
Pero qué necesidad
El reposicionamiento de Peña
Narro aprieta el paso