Opinión

Sector privado promueve alimentación sana

10 abril 2013 8:48

 
El salto que han dado las enfermedades crónico degenerativas inquieta al gobierno, pero también al sector privado.
 
No es nada nuevo decir que México enfrenta el reto de revertir las cifras negativas en torno a la obesidad y el sobrepeso, derivado de la deficiente alimentación.
 
Como es público, antes de iniciar su gira por Asia el presidente Enrique Peña Nieto instruyó a las diversas entidades del sector salud emprender programas de prevención por el tremendo costo que ya genera para la sociedad la atención de enfermedades como la diabetes, siendo un objetivo alcanzable tener una nutrición más sana.
 
Pues bien, le comento que de la mano del gobierno federal la Fundación Campo, Educación y Salud, que preside Alberto Curis García, ha decidido ampliar sus esfuerzos a favor de una mejor alimentación, teniendo como foco el consumo de frutas y verduras mexicanas.
 
Me refiero a una entidad sin fines de lucro que desde hace una década ha visto que con la educación se puede lograr un cambio en los hábitos alimenticios, en el entendido que siete de cada diez adultos padecen de sobrepeso u obesidad y uno de cada tres adolescentes sufre de sobrepeso.
 
El tema no es privativo de la población adulta, de ahí que 26% de los niños de 5 a 11 años padecen también de obesidad.
 
Campo, Educación y Salud desde sus orígenes tuvo el apoyo del entonces secretario de Agricultura, Javier Usabiaga, y del Consejo Nacional Agropecuario que presidía en ese momento Armando Paredes.
 
Ahora en este gobierno, con la Cruzada contra el Hambre, sigue teniendo en su consejo a Sagarpa, de Enrique Martínez y Martínez, y todo indica que se subirán la SEP, de Emilio Chuayffet, y Salud, al mando de la doctora Mercedes Juan López.
 
Más allá del tema de la salud, que ya es preocupante, la fundación que encabeza Curis destaca que una alimentación deficiente puede disminuir hasta en 30% el desempeño laboral, por lo que también tiene otra vertiente económica.
 
La mala noticia es que si bien la FAO recomienda consumir 400 gramos de frutas y verduras por día por persona en México, esa ingesta apenas llega a 110 gramos por día, por lo que en breve podrá ver en espectaculares y otros medios recomendaciones a la población para cambiar sus hábitos alimenticios.
 
También se dará información que revela que es un mito que las frutas y verduras son productos caros y que no están al alcance de grandes segmentos de la población.
 
La fundación Campo, Educación y Salud organizará del 17 al 18 de abril un Congreso nacional en la capital del país para exponer estrategias de autoridades y productores del campo a favor de una alimentación que favorezca la ingesta de frutas y verduras.
 
Y es que de acuerdo con la Secretaría de Salud, de seguir las cosas como están, en 2017 el gasto público federal en servicios de salud por la explosión de enfermedades como la diabetes y la hipertensión superará los 78 mil millones de pesos, de ahí que cualquier esfuerzo de prevención pasa por tener una alimentación sana, por lo que la fundación que le comento también reforzará su programa 5 x día en escuelas y centros de consumo y que tiene como mensaje principal que consumir diariamente cinco frutas o legumbres es benéfico para a la salud, y en el futuro también para el bolsillo de millones de familias.
 
La ruta del dinero
 
En la recta final de la negociación de la reforma de telecomunicaciones, el secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, se reunió ayer con la bancada del PAN en el Senado. De la encerrona trascendió que el funcionario hizo una defensa muy coherente del Ifetel autónomo... La Profeco, que conduce Humberto Benítez Treviño, está dispuesta a revalorar el peso del consumidor en la economía, y ya se habla de que los abusos que en días pasados cometieron algunas aerolíneas comerciales con la difusión de publicidad engañosa serán castigados con multas.
 
A propósito de aviación comercial, quien salió muy raspado del ajetreo de las últimas semanas por la huelga de hambre que iniciaron varios sobrecargos jubilados de Mexicana de Aviación en la Terminal 1 del AICM de Alfonso Sarabia, fue su líder sindical, Ricardo del Valle. Resulta que Del Valle por intentar quedar bien con su gremio, sin pensar en las consecuencias inmediatas de sus promesas, exigió que se le paguen las pensiones a sus compañeros sobrecargos del fideicomiso de retiro de la aerolínea, con lo que se echó la soga al cuello con el resto de empleados de la empresa y sus correspondientes representantes gremiales. Todos los involucrados saben que de tocar ese monto, se estaría eliminando la única fuente de dinero real que tiene aún la empresa, eliminando cualquier mínima posibilidad de revivir a Mexicana.Las malas lenguas dicen que seguramente quiere ser el primero en recibir su tajada de este fondo, ante la inminente quiebra a costa de los pilotos, personal de tierra y de confianza.
 
La que sigue muy activa es la titular de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, quien ayer en Tokio se reunió con Yoshiharu Ueki, presidente de Japan Airlines (JAL), quien anunció que México se encuentra en los planes de expansión de esa aerolínea.
 
rvarela@elfinanciero.com.mx