Opinión

Secretos de Estado


 
 
En realidad nadie se explica por qué la Constitución no reconoce en la letra que un presidente de la República pueda enfermarse.
 
 
De plano no hay lógica. Los presidentes no se pueden enfermar de gripas, dolores de estómago, o de otros males menores que para un trabajador asegurado común le representaría hasta quedarse en su casa de uno a tres días.
 
Y no se trata de que por un resfriado el presidente de la República deje de serlo, pero si que en casos como la intervención quirúrgica que se le practicó ayer al presidente Enrique
 
 
Peña, no desate especulaciones o zopiloteos gratuitos.
 
El ejercicio que publicó ayer EL FINANCIERO, sobre los escasos registros de las enfermedades o intervenciones médicas de los presidentes, manejados la mayoría como secretos de Estado, confirma el verdadero alcance de nuestro régimen presidencialista.
 
 
Los tlatoanis eran casi una deidad. Los presidentes no están muy lejos de esa mitología en la política a la mexicana. Académicos del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM (IIJ), José Barragán Barragán, José Luis Santiesteban Morales y Daniel Márquez Gómez, coinciden en que hay vacio legal porque no hay precisión sobre situaciones ordinarias y extraordinarias en torno a las ausencias del number one.
 
 
El maestro Márquez Gómez deja una pregunta: ¿Un Presidente puede o no tomar periodos vacacionales o puede enfermarse y ser operado durante su mandato? Ahí el vacio legal.
 
Amarga realidad
 
Conforme se conocen datos formales sobre la pobreza y la criminalidad, sobre todo del último sexenio, se encuentran las razones que explican la derrota abrupta del PAN en la elección presidencial.
 
Son datos aterradores. La medición que ofreció el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) es una radiografía de lo que somos; 45% de los mexicanos es pobre y otro 34.8% está en riesgo de serlo.
 
Puede decirse que las políticas públicas fallidas del calderonismo, en materia de empleo y crecimiento, se reflejaron en un incremento de 500,000 en el número de pobres en dos años.
 
 
Y por el lado de los homicidios, ni si quiera en la criticada etapa foxista (todavía no promovía la legalización y producción de la mariguana) hubo tanto muerto. En el sexenio de Felipe Calderón hubo 121,683 homicidios de acuerdo al reporte del INEGI. Los años más violentos 2011 y 2012. De ahí que las estimaciones que los muertos de la guerra contra el crimen fue de al menos 80,000.
 
 
Da escalofrio
 
Pero de nada servirá conocer esta realidad del país, sin una expectativa de que se están reorientando las políticas públicas que permitan revertir la tendencia tanto de la pobreza, reimpulsar el crecimiento del país y, sobre todo, mejorar las condiciones de bienestar de los mexicanos.
 
 
El tema de la inseguridad tiene que ver con la debilidad de los órganos de gobierno frente a los grupos de delincuentes a los que por omisión o por incapacidad se les permitió hacerse dueños de amplias regiones en el país.
 
Esperamos que en la siguiente evaluación haya cambiado para bien, que tengamos menos número de pobres, mayor número de personas en condiciones de bienestar, menos malosos en las calles y, sobre todo, menos muertos.
 
Lavaderus est
 
**
 
Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.
 
a) Tome nota. La Suprema Corte de Justicia de la Nación reanuda hoy sus actividades. Los temas en puerta son de alto impacto: la constitucionalidad del IETU; los amparos de los maestros contra la reforma educativa y la controversia sobre la construcción del acueducto de Sonora.
 
b) A partir de septiembre, el PRI encabezará la mesa directiva en el Senado de la República, cargo que asumirá el yucateco Emilio Gamboa Patrón. El PRD espera hacerse cargo de la Junta de Coordinación Política, pero por hay elementos de sospecha que señalan el panista Jorge Luis Preciado hace campaña para quedarse en esta posición y a Miguel Barbosa mandarlo a presidir la Comisión de la medalla Belisario Domínguez.
 
 
c) Palabras sabias. La senadora Ana Lilia Herrera pone luces ambar sobre la crisis del abastecimiento del agua y advierte que un plan integral para la gestión de los recursos hídricos requiere de una adecuada coordinación institucional, y que no dependa, de ciclos políticos.

d) Al gobernador interino de Michoacán lo traen bastante aporreado. Los mismos que quedaron a deber en el gobierno, ¿no?
 
**
 
Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.
 
Ya ni la hacen los perredistas en la ALDF. Aprobaron un exhorto para que la delegada en Tlalpan renunciara al cargo y luego se arrepintieron. No hay congruencia.
 
 
 
 
Twitter: @Chucho_Sanchez
 
jsanchez@elfinanciero.com.mx
 
Blog: LavanderusEst.Mx