Opinión

Se presenta el paquete económico 2016

1
 

 

dinero

Las últimas disposiciones correspondientes obligan al Poder Ejecutivo a entregar al Congreso de la Unión el paquete económico del próximo año, con mayor anticipación para su análisis y autorización. Por lo mismo, en las próximas horas se conocerá el documento de Criterios Generales de Política Económica 2016, así como la Iniciativa de la Ley de Ingresos y el Proyecto de Egresos de la Federación del mismo año.

Aunque su contenido y los supuestos en que están basados se han mantenido en secreto, es previsible que el crecimiento estimado por el gobierno para 2016 se sitúe en un rango cercano a 3.0 por ciento, porcentaje igual al de la inflación con un rango de un punto arriba o debajo de éste. Por su parte, el tipo de cambio promedio se situará en niveles cercanos a 16 pesos y el precio del petróleo cerca de 48 dólares el barril, que es el nivel al que se contrataron las coberturas (a lo que habría que reducir su costo). La plataforma de producción petrolera deberá reflejar la caída en la extracción del energético, por lo que podría estar en un nivel de 2.2 millones de barriles diarios, lo que equivale a una caída de 40 por ciento en comparación con el máximo nivel alcanzado hace unos años.

Estos supuestos pueden ser realistas o totalmente erróneos, dependiendo del entorno internacional que se tenga en 2016, el cual es muy difícil de prever ya que estará determinado por los ajustes que las diferentes economías tengan que realizar para adaptarse a la nueva política monetaria de Estados Unidos. Hay que recordar que nuestro vecino país siguió una agresiva política monetaria expansiva (es decir de mucha liquidez y crédito a bajas tasas) para superar la crisis de 2008-09. Esto propició grandes inversiones globales no siempre bien evaluadas ni realizadas, burbujas de precios en diversos mercados y crecimientos desordenados sostenidos con esta expansión.

Ahora se inicia la tendencia contraria al revertirse esta liquidez, lo que provoca que empresas, grupos financieros y gobiernos que se beneficiaron de este crédito barato deberán ajustarse a la situación contraria. Habrá creciente dificultad para obtener nuevos créditos o reestructurar los anteriores, lo que elevará las tasas de interés de mediano y largo plazos, aunque la Fed (o sea el Banco Central de Estados Unidos) no haya subido sus tasas de corto plazo. Esto provocará cambios en los procesos productivos, en las políticas de precios, así como reducción de inventarios y de personal en los distintos sectores y muchos ajustes más.

Por lo mismo, el crecimiento global será bajo y países altamente endeudados pueden tener problemas para financiar su déficit el próximo año, como serán Italia e Irlanda, Japón y China. Por lo mismo, es probable que algún banco global importante tenga problemas y la mayoría tenga aumentos en sus carteras vencidas.

Toda la situación anterior originará presiones sociales e incluso políticas en varios países, por la caída en los ingresos de los gobiernos y de las personas. Esto porque es difícil mantener estabilidad social cuando los habitantes de los países ven reducir sus ingresos personales mientras que la corrupción entre sus gobernantes y políticos aumenta. Por lo mismo, es predecible que los problemas sociales y las presiones políticas se agravarán en Brasil, Argentina y Venezuela, así como en las naciones de la parte norte de África, como ha sucedido de manera reciente en Guatemala. Especialmente preocupante pueden ser en algunas provincias de China.

En este escenario complicado si México puede diferenciarse de manera positiva, sería un imán para los elevados flujos de inversión internacional que existen, ya que los mismos no tendrán muchas opciones. Temas como equilibrio fiscal y superávit primario, baja inflación, deuda pública controlada y, sobretodo, crecimiento económico y elevada inversión serán variables en las que se fijarán los inversionistas nacionales y extranjeros para colocar sus recursos en los siguientes meses.

El autor es economista.

Correo: benito.solis@solidea.com.mx

También te puede interesar:
Se cumple el tercer año del sexenio
Sigue el ajuste global impactando a México
El ajuste económico global y cómo enfrentarlo