Opinión

Se evalúa el impacto
de las elecciones
en la economía

1
 

 

Elecciones

Los inversionistas evalúan de manera permanente el impacto económico de los distintos acontecimientos políticos, por la misma naturaleza de sus inversiones, ya que éstas toman en cuenta el futuro del rendimiento. Ciertamente era un entorno económico que les convenció de realizar cierta inversión en el pasado, pero su rendimiento está en función no del pasado, sino del futuro, cuya percepción cambia constantemente.

Es por lo mismo que los nuevos acontecimientos pueden modificar su visión del rendimiento y altera sus decisiones presentes. Nuevos impuestos, controles de precios, amenazas de expropiaciones o nueva legislación cambian el rendimiento y los montos de la inversión que se realiza, todo lo cual puede ser afectado dependiendo los resultados de las elecciones.

Por ejemplo, en las elecciones que tuvieron lugar en días pasados en Turquía no hubo un ganador claro, por lo que no se pudo formar una coalición para gobernar, causando esto una caída de 5.0 por ciento en su bolsa de valores en solo un día, o el caso de Grecia en donde su bolsa de valores ha bajado en más de 45 por ciento en los pasados meses por la incertidumbre de si su gobierno mantendrá al país en la Unión Europea.

Es en este escenario que los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros, estuvieron pendientes respecto a las elecciones del domingo pasado en México y de cómo pueden cambiar el rendimiento esperado.

Entre varios de los aspectos positivos que percibieron están los siguientes: 1) El hecho de que a pesar de amenazas o temores de varios grupos, las mismas ocurrieron en un entorno de tranquilidad, con eventos mínimos y aislados de violencia. 2) Perciben como un síntoma de democracia el hecho de que no era claro, en varios de los casos, qué candidatos sería triunfadores y los resultados se están conociendo hasta después de la votación. 3) La votación fue más copiosa de lo previsto, mostrando así una ciudadanía más participativa. 4) Los distintos candidatos perdedores han ido aceptando los resultados de los votos, aunque todavía tienen que ver los resultados finales, ya que es probable que varios de los candidatos perdedores recurrirán a los tribunales respectivos. 5) El hecho de que un partido político tenga una mayoría clara en la Cámara de Diputados facilitará el proceso legislativo en el futuro, pero al tener al mismo tiempo una oposición fuerte le impide que tome decisiones arbitrarias e inesperadas. 6) Ninguno de los candidatos ganadores propusieron temas como expropiaciones, aumentos desorbitados de impuestos o de la deuda pública.

Sin embargo, sí perciben algunos temas negativos en la pasada campaña: 1) Que no hubo candidatos con propuestas claras sobre cómo aumentar la producción, la productividad o propiciar la inversión privada. 2) La mayoría de los candidatos sólo ofrecieron un mayor gasto público o subsidios, sin decir como obtendrían los recursos adicionales. 3) No hubo candidatos que anunciaran propuestas claras sobre cómo resolver varios de los problemas graves del país, como la economía informal o la delincuencia organizada. 4) Perciben un exceso de gasto por las elecciones lo que ha logrado mantener el crecimiento económico, pero hay dudas sobre si el mismo continuará y cuál será su impacto en el resto del año. 5) Hay dudas sobre la disposición de los entrantes diputados para aprobar las leyes secundarias que todavía requieren las grandes reformas constitucionales aprobadas en los pasados años y el recorte del gasto público.

En conclusión, las pasadas elecciones no crearon preocupaciones adicionales a los inversionistas, pero tampoco piensan que ofrecen nuevas soluciones a los problemas que enfrenta al país.

También te puede interesar:
Analogías entre la democracia y el sistema de mercado
Confirmado que la economía crece, pero cada vez menos
Siguen apareciendo datos económicos preocupantes