Opinión

Se escalan los atentados terroristas en el mundo

 
1
 

 

terrorismo

En el último lustro han aumentado de manera significativa los actos terroristas atribuidos a diferentes organizaciones como el Estado Islámico (EI) y sus grupos afiliados en varias naciones, Alqaeda, Hamas, Boko Haram, Partido Kurdo de los Trabajadores, lobos solitarios palestinos y de otros terroristas de Europa y EUA,
entre otros, perpetuados en el Medio y Lejano Oriente, en Afganistán, Pakistán, Somalia, Filipinas, Nigeria, Europa, EUA, Canadá, Australia y Rusia, principalmente.

En Inglaterra después de el gran atentado del 7 de julio del 2015 en el sistema del tren subterráneo en el corazón de la City (Centro Financiero de Londres), atribuido a Alqaeda en el que murieron 56 personas y 700 fueron heridas, se llevaron a cabo tres actos terroristas este año. El primero el 22 de marzo en el puente de Westminster en la plaza del Parlamento y en la del palacio de Westminster donde un hombre arrolló, y mató con una camioneta a 5 personas e hirió a 40.

El segundo, dos meses después, un terrorista suicida mató a 22 personas, la mayoría adolescentes, e hirió al menos a 59, a la salida del concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande en Manchester y, el tercero se registró el 3 de junio en Londres donde 3 hombres atropellaron con una camioneta a decenas de personas y a continuación apuñalaron a otras en la cercanía del concurrido Borrough Market; el saldo final fue de 7 muertos y 48 heridos.

Después del último ataque, la primer ministra Theresa May (TM) anunció un endurecimiento en la estrategia antiterrorista del país, entre otras, cambios, señaló la eliminación de los espacios seguros que los extremistas islámicos necesitan para desarrollarse, tanto en internet “como en el mundo real”, y dar a la policía todos los poderes que necesita; asimismo, puso en claro la necesidad de elevar las condenas por crímenes relacionados con el terrorismo.

La partida presupuestaria, dedicada a la policía en Inglaterra y Gales creció constantemente durante 15 años hasta que, en el 2010 llegó al poder David Cameron con su prioridad de reducir el gasto público. TM aceptó los recortes que se volvieran en su contra. En los cinco años siguientes que TM asumiera la cartera del Interior en el 2010, el número de agentes de policía en Inglaterra y Gales bajó 15 por ciento y el de policías armados disminuyó 17 por ciento.

En este contexto, la Comisión Europea ha consignado que creará un fondo de defensa que financiará por primera vez el desarrollo conjunto de investigación y equipamiento militar, como los drones el repotaje (abastecimiento de combustible) en vuelos, los satélites y la ciberseguridad. El presupuesto de la UE aportará mil millones de euros anualmente hasta sumar 5 mil millones. Bruselas lleva meses intercambiando impresiones con los Estados y algunos de ellos han hecho llegar sus propuestas: Francia, Alemania, España, Suecia y Estonia.

Los atentados de extremistas islámicos en Alemania, Francia y Bélgica han sido múltiples y sangrientos. El último fue en París en la explanada de la Catedral de Notre Dame el 6 de junio donde un policía neutralizó a un estudiante argelino que resultó herido cuando se abalanzó contra otro policía blandiendo un martillo gritando “esto es por Siria”. Además de martillo, el agresor portaba cuchillos de cocina; el ministro del Interior de Francia, Gerard Collombi comentó que “hemos pasado de un terrorismo muy sofisticado a uno en el que se utiliza lo que sea para
cometer una agresión”, para crear pánico.

En Rusia los atentados de radicales islámicos han sido frecuentes, el último se llevó a cabo en abril pasado en el metro de San Petesburgo que costó la vida a 14 personas y 50 fueron heridas. El atacante suicida, de 22 años, había nacido en Kirguizistán, recibió el pasaporte ruso a los 16 años y se radicalizó rápidamente. 

En Afganistán los atentados de los radicales han sido sangrientos, el último, al inicio de junio, en la capital de ese país, Kabul, un camión bomba causó más de 90 muertos y 500 heridos; Afganistán ha sido el escenario de la guerra más prolongada y estéril librada por EUA; varias generaciones de afganos “han sido consumidos por un conflicto al que ya ni siquiera presta atención una cansada opinión pública internacional”. Este atentado tuvo como objetivo, al igual que en otros países islámicos, atacar a la población que trata de vivir sin estar sometida a la tiranía impuesta “por quienes se autoproclaman, intérpretes únicos de lo que significa el Islam”.

El atentado en Kabul muestra la fragilidad de Afganistán a pesar de la ayuda militar que ha recibido de Occidente en los últimos 16 años, 70 mil millones de dólares. Los analistas consideran que los talibanes siguen siendo la mayor amenaza para la seguridad de Afganistán, sin embargo el EI ha tenido una creciente presencia en el este de ese país.

Cabe destacar que EUA tenía 100 mil efectivos en Afganistán durante la presidencia de Barak Obama cuando en el 2011 mató en el vecino Pakistán al líder de Alqaeda, Osama Bin Laden, empero, después, Obama planteó un calendario de retirada de los soldados estadounidenses que debería haber reducido para estas fechas su número a 5 mil 500, en el presente hay 8 mil 400. El Pentágono quiere ahora dar marcha atrás a la estrategia de desconexión de Obama e iniciar una nueva escalada bélica proponiendo a la Casa Blanca aumentar en 35 por ciento las tropas desplazadas en Afganistán.

El planteamiento del Pentágono no solo quiere incrementar la presencia militar, también acabar con las limitaciones impuestas por la anterior
administración a las operaciones bélicas devolviendo al Pentágono capacidad para decidir sobre cuestiones sensibles como el alcance de los bombardeos y el asesoramiento en batalla a los afganos.

El principal aliado de la iniciativa del Pentágono es el deterioro de las fuerzas armadas locales, que solo controlan el 57 por ciento del territorio y el año pasado sufrieron más de 7 mil bajas. El problema para aceptar la propuesta del Pentágono es las limitaciones presupuestales que enfrenta el gobierno de EUA. En este escenario de inestabilidad la OTAN mantiene en Afganistán 13 mil soldados, básicamente en tareas de asesoría y entrenamiento, mientras que EUA se centra 
en operaciones antiterroristas.

Por último, el ataque terrorista más sorprendente fue el del 7 de junio al país líder en la promoción del terrorismo, Irán, que causó 12 muertos y 50 heridos; fue atribuido al sunita EI; no obstante, la Guarda Revolucionaria Islámica de Irán acusó al gobierno sunní de Arabia Saudita de los ataques “al hogar de su principal adversario musulmán chiita”.

El atentado tiene un gran contenido simbólico ya que se realizó en el Parlamento iraní y en el mausoleo de Jomeni, situado a 20 km del
este último. El mausoleo es un enorme complejo – santuario donde fue sepultado hace 28 años Ruhallah Musavi Jomeini, líder político espiritual de la Revolución islámica de 1979, y Líder Supremo de Irán hasta su muerte.

El asalto simultáneo contra el Parlamento iraní y el mausoleo del Hyatola Jomeini en Teherán, representa un hecho de extrema gravedad que se produce en un momento de máxima tensión en la región del Golfo Pérsico y demuestra la capacidad operativa del terrorismo yihadista. La estabilidad de Irán es un factor importante para la paz en el Medio Oriente; el país se encuentra en un proceso de reformas aperturistas encabezadas por Hasan Rohani, que acaba de volver a 
tener el respaldo mayoritario de la población al ser reelegido presidente.

Cualquier acción que fomente la inestabilidad da argumentos a los halcones partidarios a una vuelta al endurecimiento del régimen.

En este marco, Donald Trump (DT) ha amenazado de que EUA no seguirá apoyando el Acuerdo tratado de su antecesor y que también firmaron Alemania, China, Francia, Inglaterra y Rusia en el 2015 con Irán para que este último limitara su programa nuclear, que no tuviera objetivos militares, a cambio de levantar las sanciones internacionales a las que estaba sujeto.

Lo dicho por DT podría llevarse a cabo, ya que en su reciente visita a Riad, Arabia Saudita, consignó que el gobierno de esa nación recibiría apoyo financiero por 110 mil millones de dólares para la compra de armas. Así, Arabia Saudita se fortalecería frente la amenaza nuclear de Irán que se extiende a Occidente.

Al mismo tiempo Arabia Saudita, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos, Yemen y Egipto, rompieron relaciones diplomáticas y comerciales con Qatar, país que fue acusado de promover el terrorismo, hecho que es cierto, particularmente por apoyar a Hamas en la Franja de Gaza.

El rompimiento afecta a EUA quien tiene la base militar más grande del Medio Oriente en esa nación con l10 mil soldados, solo superada por la de Kuwait, con 13 mil efectivos, más enfocados a fuerzas terrestres. La base en Qatar desempeña un papel fundamental para las operaciones militares estadounidenses en la región, incluyendo la lucha contra el EI; esta base es muy importante para los bombardeos de precisión, labores de inteligencia, vigilancia y reconocimientos, transporte aéreo, para proveer de combustible a los aviones en vuelo, y realizar evacuaciones médicas.

DT expresó en su reciente viaje al Medio Oriente que no podía seguir habiendo financiamiento a ideologías radicales, los 50 líderes árabes con los que se había reunido en su recorrido por la región, señalaron a Qatar. Las implicaciones de DT en la disputa con Qatar podría generar dificultades para la permanencia de las tropas estadounidenses en ese país, lo que acentuaría la inestabilidad en el Medio Oriente.

El terrorismo representa una amenaza para la estabilidad mundial, en el corto plazo cabe esperar tentativas de atentados espectaculares “altamente letales”, al mismo tiempo es previsible que sigan instigando a la actuación en solitario de individuos radicalizados que realicen atentados al margen las misiones terroristas planificadas, empero, que también causan muchas víctimas y alimentan el miedo en la ciudadanía de los países. La lucha contra el terror será larga, violenta y
costosa.

También te puede interesar:
La dictadura de Erdogan en Turquía
El mundo contra los judíos e Israel
Situación y perspectivas económicas para México y América Latina