Opinión

Se divide el PAN
por Coahuila

 
1
    

   

Los líderes nacionales del PRI y del PAN, Manlio Fabio Beltrones y Ricardo Anaya, ayer, en el foro “Para entender a México”, organizado por El Financiero. (Édgar López)

Es increíble lo que pasa en los partidos políticos después de una elección exitosa (el año pasado la oposición obtuvo el triunfo en siete de 12 gubernaturas); todo se descompone y tienen fuertes problemas para elegir a sus candidatos.

Ayer en el PAN se buscaba el acuerdo para definir al candidato a gobernador de Coahuila, que sería ratificado hoy por la Comisión Política Permanente. Y, ¿qué paso? Que no se logró el acuerdo, y el senador con licencia Luis Fernando Salazar calificó el procedimiento como un “fiasco”.

Ayer en el CEN del PAN estaban confiados en que lograrían la postulación del candidato y que en la reunión de hoy sólo escucharían la molestia de los gobernadores aliancistas, pero no, todo se les descompuso desde la tarde del lunes.

Para empezar, Ricardo Anaya citó a Luis Fernando Salazar a las 4:15 de la tarde y llegó hasta las 4:40, se reunió 10 minutos con él y después estuvo unos minutos con los demás aspirantes.

Ya por la noche, con la anuencia de los demás aspirantes, se informó extraoficialmente que el candidato sería Guillermo Anaya, después de lo cual el senador con licencia se quejó del presidente del partido en Facebook.

La respuesta de Ricardo Anaya fue inmediata, al decirle a Salazar que lo estaba dañando. Finalmente el senador quitó su publicación. Ambos personajes quedaron de reunirse el medio día de ayer.

Pero el senador le avisó media hora antes al dirigente del PAN que no estaría en la reunión, debido a la actitud poco seria que se había tenido en el proceso.

Y por la tarde publicó en Facebook las tres fallas del proceso: que se rasuraron las preguntas; la autorización de un método de evaluación que hizo un aspirante apócrifo; y el registro en la encuesta de aspirantes apócrifos, inelegibles porque no se separaron de su cargo.

Así, el PAN llega sin acuerdo a la reunión de la Comisión Política Permanente y los problemas internos en esta elección le pueden significar la derrota.

* * *

Ahora quien se sube a criticar la actuación del PRI es César Augusto Santiago. Elaboró un video que hizo público en Facebook, en el cual asegura que las explicaciones técnicas del gasolinazo no convencen a nadie, y tras criticar la derechización del PRI, exige que regrese a sus orígenes.

Justifica los subsidios a los combustibles como redistribución del ingreso, con la explicación de que la Constitución de 1917 señala que el petróleo y los recursos naturales son de los mexicanos, y considera que es mejor que las dádivas de los programas sociales.

Señala que los economistas nos dijeron “que había que privatizar los teléfonos, las comunicaciones, los fertilizantes, los ferrocarriles, que había que entregar el petróleo y la electricidad, y miren cómo estamos”.

* * *

En una reunión de la Junta de Coordinación Política del Senado, su presidente, Fernando Herrera Ávila, elevó la apuesta y propuso medidas de ahorro más radicales, aplicables a los propios senadores. Así, de aprobarse en el Pleno, los legisladores tendrán que pagar su gasolina, su teléfono y su comida, como cualquier mortal.

Asimismo tendrían que pagar el mantenimiento de sus autos personales, para los cuales recibieron al inicio de la legislatura 250 mil pesos. Se suprimirían los gastos médicos menores, los vales de despensa y los servicios de alimentos para los invitados de los legisladores.

La medida llama la atención porque estas sí afectan directamente el ingreso de los senadores y no se quedan en la disminución de fotocopias. Pero aún tienen que ser aprobadas por el Pleno.

Twitter: @ginamorettc

Correo: georgina.morett@gmail.com

También te puede interesar:
Encinas, en la prepotencia
Poder monocrático constitucional
A seguir pagando renta