Opinión

Se complica capitalización de MRO

13 diciembre 2013 5:2

 
Banorte y Bancomext frenan acuerdo.
 
 
Ya le he comentado que uno de los pocos activos de los que podría echar manos Mexicana de Aviación para hacer frente a la liquidación de más 8 mil trabajadores y el pago a jubilados, es la base de mantenimiento conocida como MRO.
 
Pues bien, la nota es que los principales acreedores del MRO de Mexicana de Aviación se echaron para atrás en la constitución del famoso fideicomiso para la liquidación de los trabajadores de la aerolínea.
 
Como sabe, el acuerdo presuponía que todos los préstamos comprometidos con el MRO pasarían a formar parte del fideicomiso, y ahora resulta que los dos grandes acreedores que son Bancomext que dirige Enrique de la Madrid Cordero y Banorte al mando de Alejandro Valenzuela del Río, y que concentran 90 por ciento del total de los recursos, no están dispuestos a entregar lo que habían prometido.
 
 
Con esto los trabajadores de la alicaída aerolínea, que tiene más de tres años sin volar, quedan tan desprotegidos como hasta ahora en la intentona de recuperar una parte de lo que conforme a ley les corresponde en un escenario de quiebra virtual de Mexicana de Aviación.
 
 
Y es que de acuerdo con la información presentada a la juez Edith Alarcón, quien lleva el caso de la quiebra, Bancomext sólo ofrece 34 por ciento de los préstamos que otorgó y Banorte 70 por ciento, y párele de contar.
 
Con estos recursos logran el control del fideicomiso al concentrar 52 por ciento del valor del mismo y se pretende que con el resto de los documentos de deuda que mantienen puedan influir directamente en la quiebra de Mexicana y del resto de empresas subsidiarias.
 
 
El caso es que lo que se veía como una salida digna para los trabajadores de Mexicana de Aviación nuevo se convirtió en una hidra de mil cabezas en un proceso concursal donde por lo visto los bancos no quieren ceder.
 
 
La ruta del dinero

 
Le comento que de acuerdo con informaciones de la Profeco, que tiene como mandamás a Alfredo Castillo, alrededor del 40 por ciento de las ventas de bebidas alcohólicas que se realizan en el país se generan en el mercado informal. En este contexto la Comisión para la Industria de Vinos y Licores (CIVyL), que reúne a las seis principales empresas encargadas de la producción, envasado e importación de bebidas industria formal, continuará su trabajo en favor del consumidor con campañas de información. Esto con la idea de intentar mitigar ese problema que daña directamente al consumidor y al sector. Cabe destacar que este sector formal tiene ventas anuales por 33 mil 830 millones de pesos con 213.5 millones de litros comercializados. Y bueno, al respecto Cristóbal Mariscal, vicepresidente de CIVyL dice que “el problema que aqueja al negocio de las bebidas alcohólicas es la informalidad, dentro del cual un porcentaje muy pequeño se refiere a productos adulterados”…
 
 
Aunque no ha sido un bueno año para la colocación de créditos ante la caída en la demanda interna entidades como Nafinsa, que dirige Jacques Rogozinski, terminan el ejercicio con números positivos. Le comento que el saldo de la cartera de crédito de ese banco de desarrollo al sector privado creció poco más del 13 por ciento, al pasar de 212 mil 931 millones de pesos, a finales del año pasado, a 240 mil 872 estimados al cierre de diciembre de 2013. El crecimiento referido se logró gracias a una derrama total de recursos por casi 700 mil millones de pesos durante el año, que incluye crédito directo o inducido, factoraje a través de cadenas productivas, garantías y crédito garantizado. Hablamos que en el año que termina Nafinsa apoyó con financiamiento a 212 mil 755 empresas, y a casi un millón y medio de micronegocios o personas físicas con actividad empresarial.
 
 
rogeliovarela@hotmail.com