Opinión

Se caldean los ánimos y
echan mano a sus fierros...

1
   

    

Javier Duarte de Ochoa. (http://www.veracruz.gob.mx/gobiernover/gobernador/)

Signo de los tiempos que se viven en la actividad parlamentaria, donde el ambiente político electoral influye en el ánimo de los legisladores, en la Cámara Baja sus representantes andan muy activos con discursos donde afloran acusaciones y posturas encontradas en asuntos que parecían olvidados en el proceso legislativo. Uno de ellos, el más visible, es el que los grupos legislativos parecen haber guardado durante días para tenerlos a la mano para cuando se ofrecieran y al parecer ha llegado la hora para sacarlos como un as bajo la manga o como el conejo que espera ser sacado de la chistera: el juicio político.

Y es que según el cristal con que miren o el color de sus respectivas banderas, los grupos parlamentarios ya afilan sus cuchillos ante el interés que existe en algunos por hacer ajuste de cuentas contra algunos personajes que, más allá de sus nombres, representan o tienen un simbolismo político partidista, unos piden la cabeza del gobernador priista Javier Duarte, de Veracruz, otros tienen bajo la lupa la figura de la llamada chapodiputada Lucero Guadalupe Sánchez, electa diputada local con las siglas del PAN y con aparentes nexos sentimentales con el conocido narcotraficante Joaquín Guzmán El Chapo, unos más tienen a Marcelo Ebrard, exJefe de Gobierno del Distrito Federal, quien enfrenta varias acusaciones por desvío de recursos y mala planeación de la Línea 12 del Metro.

El tema del juicio político no es nuevo, pero en el escenario político electoral que se avizora el uso de este recurso, sin duda, será de un capital muy redituable para uno y otro de sus promoventes, pero sólo el tiempo nos dirá si detrás de cada expediente, de cada nombre, de cada acusación, había algo de realidad o si el recurso servirá como herramienta mediática para ganar votos y en esa estrategia desviar también la atención de aquellos juicios que seguramente no tendrán un final feliz, porque hay un dicho popular que dice que en algunos casos la justicia llega tarde, pero llega.

Al respecto, Jorge Carlos Ramírez Marín, vicecoordinador de los diputados del PRI, dijo que la Cámara de Diputados no será el desahogo de las aspiraciones electorales o de las campañas políticas que no funcionen y aclaró que el PRI va a respaldar todo lo que esté legalmente fundado, “no tiene el propósito de encubrimiento con ningún personaje de la política de ningún partido”, declaración que se dio ayer en el marco del inicio del proceso de análisis de las más de 270 solicitudes que hay en la Cámara de Diputados de juicio político, al quedar instalada la Sección Instructora y la próxima semana la Subcomisión de Examen Previo.

Insistió en que “la Cámara de Diputados no se va a volver una ventanilla electoral. Vamos a ser muy cuidadosos, todo lo que tenga un proceso legal iniciado, una solicitud de una autoridad judicial, todo lo que tenga un piso firme, de sustento jurídico, va a proceder, sin importar de quién
se trate”.

Nuño a examen. En el marco de la comparecencia a puerta cerrada con la Comisión de Educación y Servicios Educativos que ofreció el pasado miércoles el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, el presidente de la Mesa Directiva, Jesús Zambrano, tuvo un encuentro con él, donde el titular de la SEP le comentó que en abril próximo presentará su propuesta de nuevo modelo educativo. Ello tras ser cuestionado por el perredista sobre qué iba a seguir con los resultados de la evaluación, porque si no se avanza rápido en elevar la calidad de la educación y la cobertura educativa, pues de nada servirán y los datos se quedarán ahí. Un mes tiene ahora el exjefe de la Oficina de la Presidencia para aprobar el examen en la materia.

Por otra parte, respecto a la oferta del presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de regresarle el control de la educación en Oaxaca, Zambrano la calificó como “vil cálculo político”, para ver si en medio de las campañas electorales, de aquí al 5 de junio, logra jalarse el voto de inconformidad de un sector del magisterio de
Oaxaca. De ninguna manera se va a compartir que haya regresiones en el sistema educativo por un cálculo político, el cual calificó como “un riesgo para avanzar hacia una educación de calidad”.

Insistimos, los ánimos están caldeados en San Lázaro y algunos andan queriendo echar mano a sus fierros…