Opinión

Se acaba el tiempo

Esta semana los diputados y senadores tendrán que resolver algunos temas pendientes de la agenda nacional, sujetos a los plazos fatales de la ley.

El plato fuerte es sin duda el dictamen y la eventual aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación de 2015, lo cual podría ocurrir el próximo jueves, aunque por ley disponen hasta el sábado 15 para hacerlo.

En el Senado además tendrán que votar por la renovación de la presidencia de la CNDH, que se ha complicado por la insistencia de un grupo de panistas para reelegir a Raúl Plascencia Villanueva, a quien de plano no se le ve la menor posibilidad porque ni el PRI ni el PRD quieren nada con él.

Mañana se conocerán las ternas en las que figuran como los dos líderes Mauricio Farah y Luis Raúl González Pérez. Pero no se puede descartar a Patricia Olamendi, Ricardo Bucio, Miriam Cárdenas y Carlos Pérez Vázquez.

También tendrá que darse a conocer al galardonad@ de la medalla Belisario Domínguez, que esta vez podría recaer en una mujer y que sería la quinta en la historia de este reconocimiento. Julieta Fierro e Ifigenia Martínez son las fuertes finalistas. Lo que hace falta es que ya se decidan y que no la hagan de emoción, aunque al final queden como el cohetero.

Realpolitik

Uno. Algo sabrá Carlos Navarrete que anda diciendo que sus opositores podrían cobrarle los errores del caso de Iguala pero en las urnas. ¿A poco querían un premio?

Dos. Dicen que el único aplauso sentido que obtuvo Arturo Núñez en la presentación de su segundo informe fue la promesa de eliminar el cobro del Impuesto Estatal Vehicular. ¿Y todo lo demás?

Tres. El pronunciamiento del presidente Enrique Peña Nieto en su escala en Anchorage, Alaska, es un fuerte llamado de atención a no perder el foco del tema Iguala, que es la desaparición de los jóvenes normalistas y la necesidad de hacer justicia. Para los vándalos esto es un puro pretexto.