Opinión

¡SAT, en 96 países!

 
1
 

 

SAT León

Esta semana el SAT anunció que a partir de junio de 2017 comenzará a recibir información de los saldos e ingresos en cuentas financieras que mexicanos tengan en unos 96 países, y no sólo en Estados Unidos, como ocurre desde 2015 con la Ley Fatca.

Seguramente Aristóteles Núñez ya leyó el magnífico libro, recientemente publicado, de Gabriel Zucman, The Hidden Wealth of Nations, sobre el enorme y grave papel que juegan los paraísos fiscales en el mundo contemporáneo.

Zucman hace un recuento fascinante y alarmante de la magnitud del problema de la evasión o “planeación fiscal” de las familias más ricas del mundo y las grandes transnacionales. Apunta a un problema de serias y profundas implicaciones. La riqueza escondida de las naciones viene de lo que multimillonarios y corporativos logran hacer, aprovechando los vacíos legales de las leyes y reglamentos fiscales, para no pagar impuestos.

De acuerdo a las estimaciones de Zucman la riqueza financiera global es de 95.5 trillones de dólares, de los cuales 8.0 por ciento, es decir 7.6 trillones de dólares está en paraísos off-shore. De este capital, 30 por ciento, 2.3 trillones, está en Suiza y el otro 70 por ciento, 5.3 trillones, está en paraísos como Islas Caimán, Luxemburgo, Singapur, Uruguay, entre otros. ¡De ahí la importancia de lo que se anunció por el SAT! Va a encontrar mucho dinero de mexicanos.

En sus cálculos, Zucman estima que en 2014 había 700 mil millones de dólares de familias de América Latina en paraísos fiscales, que representan 22 por ciento de la riqueza financiera de la región y una pérdida fiscal de 21 mil millones de dólares. El libro no hace una subdivisión por país de la región. Pero asumamos que 33 por ciento proviene de mexicanos; es decir hay 210 mil millones de dólares, que equivalen a una pérdida fiscal de siete mil millones de dólares. (Cerca de 140 mil millones de pesos) De esa magnitud son las cifras que el SAT estará recibiendo. De hecho, una de las recomendaciones de Zucman es que haya mayor coordinación e información entre gobiernos, aprovechando que la tecnología ya lo permite. La primera frase del libro es clara y contundente: “Los paraísos fiscales están en el centro de la crisis financiera, presupuestaria y democrática que vivimos”.

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
¿A quién creerle: a Moreira o al juez Pedraz?
Policías, foco rojo
Las Vegas, autos y México