Opinión

Sanguinarios combatientes en el Ejército Islámico de Irak

La ofensiva bélica que inició el Ejército Islámico (EI) en Irak y Siria ha causado miles de muertes y heridos y más de seiscientos mil desplazados. Por sus acciones extremadamente violentas esta organización terrorista “ha causado el espanto de la comunidad internacional y el regreso de EUA al campo de operaciones militares del turbulento Irak”. El EI respondió al ataque aéreo de drones (aviones no tripulados) de EUA en Irak decapitando al periodista estadounidense James Foley, en poder del EI desde hace casi dos años, asimismo amenazó con decapitar a otro periodista estadounidense que es su prisionero.

El origen del EI se remonta al 2002 cuando un antiguo traficante de drogas creó la Comunidad del Monoteísmo y la Yihad (la ley islámica); en el 2003 la Comunidad se vincula a la organización terrorista Alqaeda, entonces dirigida por Osama Bin Laden y, en el 2006, un líder de esta última declara a la Comunidad como el Estado Islámico de Irak. En el 2011 al estallar la guerra civil en Siria, el grupo armado aprovechó para expandirse por gran parte de la zona Noreste de ese país que sigue controlando hoy día. En el 2013 se denominó el EITL, en alusión al Levante Mediterráneo que comprende el territorio de Siria.

En la guerra de Siria el EITL no solo se enfrenta a los leales del régimen de Bashar El Assad, también a los rebeldes, incluyendo a nacionalistas kurdos y grupos islamitas como el Frente Islámico o Frente Al Nosra; por esta causa Alqaeda decide desvincularse completamente del EITL. El EITL cambió su nombre a EI en junio pasado; su objetivo básico es crear un Estado Islámico en el que prevalezca la Saharia (Ley religiosa) que estaría al mando de un Califa proclamado el 29 de ese mes, fecha que coincidió con el inicio del Ramadán (Fiesta Sagrada de ayuno de los musulmanes); el Califato pretende extenderse por todo el mundo musulmán e inicialmente comprendería los territorios de Siria y al menos la parte Suni de Irak, país en el que en el presente el parlamento está dominado por los chiíes, estos últimos son rivales históricos de los suníes desde la creación del Islam en el siglo VII DC y periódicamente se han enfrentado entre ambos grupos. Cabe destacar que del total de los musulmanes en el mundo, más de 1,300 millones en el presente, el 80.0% son suníes, 15.0% chiíes y 5.0% otras sectas. El Califato pretende conquistar en los próximos cinco años todo el Norte de África, Asia hasta la India, todo el mundo Árabe, los Balcanes hasta Austria, España y Portugal.

A principio de agosto el IE atacó al pueblo Libanés de Arsal; está intentando apoderarse de infraestructura, refinerías, y campos petroleros para dominar los combates y allegarse recursos económicos. El radical grupo suníes EI se levantó en armas contra el gobierno de Siria, primero, y de Irak después, se estima que cuenta con 20,000 milicianos, además de 2,000 adicionales provenientes de Europa, principalmente de Francia, Dinamarca, España, Inglaterra, Alemania, Holanda y Bélgica y algunos de países islámicos: Indonesia y Malasia. Algunos miembros europeos del EI han cometido actos terroristas suicidas. En este ámbito, se teme que en un eventual repliegue del EI, los combatientes europeos pudieran regresar a Europa para realizar atentados.

Las milicias de EI se han caracterizado por ser extremadamente intolerantes con los no suníes, no obstante se oponen a los propios suníes que no están de acuerdo con sus ideas. En este contexto, el EI ha llevado a cabo actos de genocidio contra varias minorías de Irak. La comunidad cristiana ha sido una de las principales víctimas. Así, en Mosul, Irak, los Yihadistas del EI han marcado casas de cristianos con N (nazarenos) como indicador de que en ellas se debe realizar una limpieza étnica; por lo demás ha quemado un gran número de iglesias o las ha convertido en mezquitas. El EI ha lanzado un ultimátum a los 300,000 cristianos que viven en la zona de Irak para que se conviertan al Islam o que la abandonen. Los cristianos que han huido han dejado sus hogares y pertenencias, alrededor del 95.0% del total, para refugiarse en el Irak Kurdo u otras zonas y 5.0% se han convertido al Islam; mas de 50,000 cristianos se encuentran en el presente aislados en las montañas sin pan ni agua; algunos han considerado llegar a Líbano.

Otra minoría masacrada por el EI son los Yazidies, religión que se remonta 2,000 años AC; los que profesan esta Fe en Irak son aproximadamente medio millón; muchos de ellos han huido al desierto por que no comparten al Creador Suníe del EI.

La crueldad del EI contra sus enemigos es extrema; “decapitan de manera sistemática y clavan las cabezas en estacas; a las mujeres las violan y asesinan a hombres por ahorcamiento y también practican crucifixiones”.

En el marco del terrorismo, Hamas ha expresado al EI que puede aconsejarlo “como incrementar su lucha y establecer un Califato. Si llegan a invadir Jordania, podemos aliarnos en Cisjordania y de allí conquistar Israel”. Asimismo, le señala que la clave de tomar y convivir el poder es mediante la violencia y el mando. Les aconseja utilizar más escudos humanos para protegerse de los ataques aéreos de EUA y otras macabras sugerencias, producto de la insania de los terroristas. El vacío del poder en Irak ha propiciado la descomposición de ese país. El EI tiene una base territorial que significa una amenaza no solo para el Medio Oriente, sino para el mundo en general.