Opinión

Samsung invierte
dlls. 35 m al día en I+D

 
1
 

 

Samsung

La semana pasada la firma coreana Samsung desveló en Nueva York su producto más novedoso: el Galaxy Note 7, un teléfono inteligente que velozmente se hizo famoso porque será el primero en tener reconocimiento de iris, lo cual bastará para encenderlo. Entre sus atributos más importantes está que tiene pantalla curva y que puede sumergirse en el agua por más de un metro de profundidad. Será un teléfono fenomenal para los amantes de aplicaciones como Periscope, y podrá transmitir vídeo en alta definición en tiempo real. Una maravilla, pues. Aparentemente estará en México en cosa de pocas semanas y costará menos de 18 mil pesos.

Mucha gente se pregunta cómo es posible que Samsung mantenga un ritmo tan acelerado de lanzamientos en todo el espectro tecnológico donde está dominando. La respuesta está en la investigación y desarrollo (I+D), un rubro que tiene una fortaleza particular en empresas farmacéuticas o de ciencias. Sin embargo, Samsung ha hecho del I+D un renglón tan relevante dentro de su operación que muchas veces luce equivalente a lo que invierten empresas de otras industrias.

Para darse una idea de la magnitud de lo que representa la investigación y desarrollo en Samsung, basta mirar su estado de resultados trimestral, liberado hace pocos días. En él la firma dijo que invirtió KRW 3.50 trillion; es decir, tres billones 500 mil millones de Wones Surcoreanos. Esto equivale, dividiéndolo entre 90 días y convirtiéndolo a dólares, a un promedio diario de 35 millones de dólares al día. En otras palabras, Samsung invierte en este rubro, cada día
—incluyendo sábados, domingos y días festivos—, la gigantesca cantidad de 661 millones de pesos mexicanos. Cada día.

Hace dos semanas el Ministerio de Estrategia y Finanzas de Corea dijo que profundizará los incentivos para las empresas que inviertan en Investigación y Desarrollo. Según la agencia Reuters, un monto equivalente a 30 por ciento de la inversión en I+D será deducible a partir de enero de 2017. El gobierno desea empujar la investigación en inteligencia artificial, pantallas flexibles, impresión en 3D, así como materiales 'hiperplásticos'.

Samsung tiene 24 centros de investigación no sólo en Corea y Estados Unidos, sino también en Israel o Rusia.

A algunas personas en México les molesta reconocer que empresas de este calado hacen un gran trabajo para lanzar al mercado productos de alta especificación y que empujan las fronteras tecnológicas. Piensan que su éxito es resultado único de los incentivos gubernamentales. Pero es un error verlo así. Si bien el incentivo es una gran palanca de apoyo, es la correcta estrategia en este tipo de corporaciones lo que en el fondo privilegia la investigación aplicada.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Sabadell lanzará banca personal en 10 meses
Empresarios taimados, malagradecidos
Huevos