¿Sábes qué nutrientes no te están alimentando? I
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Sábes qué nutrientes no te están alimentando? I

COMPARTIR

···

¿Sábes qué nutrientes no te están alimentando? I

09/10/2018

Un nutriente es un ingrediente en un alimento que proporciona alimentación. Los nutrientes son esenciales para la vida y para mantener al cuerpo funcionando en forma adecuada.

Hay nutrientes que son especialmente importantes para nuestra salud: calcio, fibra dietética, potasio, vitaminas A y C. Existen otros nutrientes que son importantes pero que debemos comer en cantidades moderadas: grasa total (especialmente grasa saturada), colesterol y sodio. Algunos nutrientes en exceso pueden afectar ciertas condiciones de salud y crear enfermedades. O sea, hay nutrientes que podrían afectar nuestra propia salud, creyendo que nos están haciendo un bien.

Por ello conviene leer con cuidado las etiquetas de los alimentos para saber cómo pueden afectar nuestra salud ciertos contenidos. O sea, los nutrientes que se deben tratar de limitar o eliminar.

Sal. La sal es un compuesto cristalino que se usa para aromatizar y conservar alimentos. Las palabras “sal” y “sodio” a menudo se usan indistintamente. La sal aparece como “sodio” en las etiquetas de información nutricional.

Sodio. Se ha relacionado con la presión arterial alta. De hecho, comer menos sodio a menudo puede ayudar a disminuir la presión arterial que a su vez puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Dado que la presión arterial normalmente aumenta con la edad, limitar la ingesta de sodio se vuelve más importante.

Fibra. La “fibra dietética” a veces se denomina “fibra”. Es la parte de los alimentos que no se pueden descomponer durante la digestión. Por lo tanto, debido a que se mueven a través del sistema digestivo sin digerir, juega un papel importante para mantener el sistema en funcionamiento. La fibra, además de ayudar a la digestión, tiene beneficios relacionados con la salud. Estos beneficios son especialmente efectivos cuando se tiene una dieta alta en fibra que también sea baja en grasas saturadas, colesterol, grasas trans, azúcares añadidos, sal y alcohol.

Las dietas que son bajas en grasa y ricas en frutas y verduras y que contienen fibra pueden reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer, incluido el cáncer del colon. Además estas dietas saludables también se asocian con un riesgo reducido de diabetes tipo 2.

Grasa. La grasa o “grasa dietética” es un nutriente que es fuente importante de energía para el cuerpo. También lo ayuda a absorber ciertas vitaminas vitales. Como ingrediente alimenticio, la grasa proporciona sabor. Comer demasiada grasa puede conducir a una amplia gama de daños de la salud. La cantidad total y el tipo de grasa pueden contribuir y/o aumentar el riesgo de:

• enfermedad del corazón

• colesterol alto

• aumento del riesgo de cánceres (incluido cáncer de colon y recto)

• obesidad

• alta presión sanguínea

• diabetes tipo 2. (Continuará)

Fuente: “Labeling and Nutrition”.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.