'Comunicación' para pensar
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

'Comunicación' para pensar

COMPARTIR

···

'Comunicación' para pensar

29/05/2018

La cultura presente de muchos estudiantes universitarios es la de no interesarse por lecturas que aparentemente no tienen que ver con su carrera. En Comunicación Organizacional este error es el más común. No les interesa su formación general.

¿Qué debe hacer un buen profesor con habilidades académicas y práctica? Enseñar lo que ha hecho, no lo que ha leído o ha escuchado.

Date libertad para hacer aún cosas extrañas. Extrae de las cosas y de los eventos lo que los demás no hacen.

Cuando llegues a conocer y amar lo que haces, ya triunfaste.

¿Sabes perfectamente lo que estás estudiando? ¿Cómo lo sabes?

¿Entiendes a qué se refiere un creador cuando habla de “sincronía de imagen”?

Nunca olvides que la teoría de la Comunicación y la práctica de la Comunicación no son la misma cosa.

¿Hay una relación entre música de vanguardia y comunicación de vanguardia?

¿Un buen vendedor puede vender lo que sea?

“Estudiaste” comunicación durante cuatro años. ¿Hay algo que hayas pasado por alto durante esos cuatro años de “estudio de salón”?

¿Por estudiar Comunicación, encontraste lo que andabas buscando?

Al terminar tu carrera, ¿sabes bien cuál es el lugar donde tú sabes que quieres estar?

¿A la hora de desarrollar tus intereses profesionales, lo que aprendiste en la Universidad te sirve de mucho?

¿Qué porcentaje de la “comunicación” tiene en ella el “tiempo visual”? ¿Has experimentado a qué se le llama “práctica comunicacional”?

Muchos jóvenes estudian Comunicación, pero no tienen curiosidad por la vida. Les hace falta una cura de realidad. Interesarse por todo lo que les rodea.

La inexistente comunicación entre la función pública del gobierno y los mexicanos, afecta la información que hay en los ciudadanos.

¿Cuándo es incompetente un comunicólogo, aun con título?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.