Sonora, ¿el 'round' 2 contra Anaya?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sonora, ¿el 'round' 2 contra Anaya?

COMPARTIR

···

Sonora, ¿el 'round' 2 contra Anaya?

04/04/2018
Actualización 04/04/2018 - 10:24

El 21 de diciembre, el portal SDP Noticias publicó una nota, firmada por la redacción, en donde se señalaban presuntos desvíos cometidos por Damián Zepeda, líder del Partido Acción Nacional, quien habría utilizado ese dinero en 2015, cuando intentó convertirse en alcalde de Hermosillo, su ciudad natal.

El texto de SDP, desde la entrada misma de la nota, consigna que los presuntos actos de corrupción habrían contado con 'la venia' de Ricardo Anaya, hoy candidato a la presidencia por el Frente y compañero de Zepeda en San Lázaro entre 2012 y 2015.

El portal describía así el supuesto modus operandi, según el cual se habrían desviado hasta 700 millones de pesos: “La forma de operar seguía la ruta de lograr la asignación de recursos por parte de Damián Zepeda con el apoyo de Ricardo Anaya; ejecutar esos recursos a través de Centro Estatal de Concertación para la Obra Pública (CECOP), cuyo coordinador, Pancho Platas, se encargaba de licitar obras como parques y canchas deportivas; y una vez que las obras se entregaban, invitaban a Zepeda a la inauguración para su lucimiento personal. La parte final de esa ruta era recaudar las ‘aportaciones’ de los proveedores de obra pública y destinar ese dinero a la campaña de Damián Zepeda en búsqueda de la alcaldía de Hermosillo, la cual no pudo alcanzar”. (https://www.sdpnoticias.com/local/sonora/2017/12/21/lider-del-pan-desvio-recursos-de-sonora-para-financiar-campana-en-hermosillo).

Al día siguiente de esa publicación, Gilberto Jesús Gutiérrez Sánchez, presidente del PRI en Sonora, acudió a la Fiscalía Anticorrupción de ese estado a denunciar “la probable comisión de los delitos de peculado, abuso de autoridad e incumplimiento de deber legal, ejercicio indebido o abandono del servicio público y/o lo que resulte”.

En la justificación de la denuncia, el PRI retomó, casi párrafo por párrafo, la nota de SDP Noticias y demandó que se citara a declarar a todas aquellas personas que puedan aportar información para el esclarecimiento de los hechos denunciados, “muy en particular a los ciudadanos Damián Zepeda Vidales, Ricardo Anaya Cortés y Francisco Arnaldo Monge Araiza”.

Zepeda salió en enero a denunciar la maniobra priista como una “represalia por la investigación por corrupción en Chihuahua”, llevada a cabo por el gobernador panista Javier Corral, y en rueda de prensa desde la Ciudad de México declaró que “jamás en mi vida he tenido bajo mi responsabilidad la asignación de obras públicas”.

Tres meses después, y en plena campaña electoral, fuentes en Sonora y en la capital del país afirman que el caso ha ido más allá del amago y más allá de suelo sonorense.

Según esas fuentes, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) se habría interesado en la denuncia en contra de Zepeda, Anaya y Monge Araiza, este último por cierto recién absuelto de otra acusación por parte del actual gobierno del estado de Sonora.

Apenas iniciadas de manera formal las campañas el pasado viernes, se puede decir que Anaya ha tenido por fin días de respiro con respecto a la clara persecución (inocencia aparte) de la que fue objeto durante parte de febrero y marzo por parte del gobierno por la venta de una nave industrial en 54 millones de pesos.

Sin embargo, es claro que los ataques habrían logrado su objetivo: el candidato del Frente vio frenado su ascenso en las encuestas. Aunque según algunos sondeos, José Antonio Meade habría capitalizado el frenón de Anaya, lo cierto es que el candidato oficial necesita ganarle más terreno al panista si ha de convertirse en quien dispute la elección a López Obrador.

Lo anterior sólo ocurrirá si Anaya baja aún más. Y ligarlo a una investigación por parte de la FEPADE por presuntos 'moches', término tóxico para alguien que como Anaya quiere presentarse como candidato contra la corrupción del gobierno de Peña Nieto, puede resultar tan dañino como tentador. De aquí que resulte pertinente la pregunta: ¿La FEPADE ya investiga a Zepeda y a su jefe Anaya?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.