Opinión

Salario mínimo 2015

Todo parecería indicar que el salario mínimo tendrá un ascenso importante a partir de enero. La iniciativa de ley que el presidente Peña Nieto anunció para desvincular el salario de multas, tarifas, hipotecas y pensiones, es una pieza clave para avanzar en ese sentido.

El tema de la necesidad de incrementar los sueldos lo puso de moda el presidente Obama. Su lógica es impecable: sin un sueldo digno, un trabajador no puede aspirar a un mínimo de bienestar. En México el dedo en la yaga lo puso el Coneval que a principios de 2014 manifestó que hoy se requieren en México dos salarios mínimos (120 pesos diarios) para poder estar por arriba de la línea de bienestar que calcula el propio organismo.

Así las cosas, con motivo del Día del Trabajo, el primero de mayo el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, adoptó la bandera de impulsar un incremento importante del salario mínimo en México. Entonces prometió que haría una propuesta seria y fundamentada al respecto. Noventa días después, en voz de Salomón Chertorivski, se presentó el estudio que el GDF y reconocidos economistas nacionales, pusieron en la mesa para apuntalar su posición.

Más recientemente, la Asamblea del DF aprobó la ley que desvincula el salario mínimo de multas y sanciones en la ciudad de México, demostrando que hacerlo es viable y requiere de voluntad política.

Ahora el presidente de México retoma el tema a nivel federal. Al hacerlo pone una enorme presión en la Comisión Nacional de Salarios Mínimos que en los próximos días deberá determinar el incremento para 2015. Mancera propone un salario diario de 82 pesos. ¿Cuál será la posición de la Comisión? Es altamente probable que Mancera gane este debate.

¡Enhorabuena para él y para el 12 por ciento de mexicanas y mexicanos que subsisten con mil 300 pesos mensuales! Sin embargo, y desafortunadamente para la izquierda, Peña Nieto le habrá robado una importante bandera al PRD (tal vez la única) de cara a las elecciones legislativas del próximo año.

Twitter: @julio_madrazo