Opinión

Sagarpa, proactiva ante sequía


 
Sin duda, la principal preocupación que en estos momentos encaran los hombres del campo es la falta de agua que se ha agudizado en los últimos años y que ha vuelto a poner a prueba a las autoridades.
 
Y no es para menos. La Comisión Nacional del Agua (Conagua), de David Korenfeld, en días pasados informó que 38% del territorio nacional sufre el impacto de la sequía y los estados más afectados son Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.
 
El problema no es sólo de esta temporada de estiaje y debe verse como un rostro más del cambio climático, ya que el nivel de las presas en el país está a poco menos de un tercio de su capacidad, y la mala noticia es, según la Conagua, que en algunos estados los próximos meses no serán de buenas lluvias.
 
Lo anterior ha ocasionado que las autoridades estén alertas. Por lo pronto, el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Enrique Martínez y Martínez, acaba de anunciar que habrá una inversión adicional por 2,460 millones de pesos para hacer frente a las sequías.
 
El anuncio lo hizo en el marco de la Asamblea General Ordinaria de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG), reunión a la que hoy asiste el presidente Enrique Peña Nieto, quien tras el anuncio no llegará con las manos vacías.
 
Y es que además de los recursos fiscales, se estima que los apoyos del gobierno podrán detonar créditos inmediatos que llevarían los recursos a los estados afectados por las sequías, a 8,163 millones de pesos.
 
En otras palabras, la Sagarpa no se ha quedado de brazos cruzados.
 
La idea es que además de los recursos financieros se trabaje en otras líneas de acción, como la disposición de forrajes, el repoblamiento del hato ganadero, la construcción de obras de captación y almacenamiento de agua, así como infraestructura y equipamiento para una ganadería más eficiente.
 
Pero la otra noticia, que no es menor, es que esos recursos adicionales al campo se destinan sin afectar el compromiso del presidente Enrique Peña Nieto con el Congreso de mantener un déficit cero, lo que obligará a un redireccionamiento de recursos fiscales.
 
Ahora bien, hay que esperar para saber cuáles son las secuelas de la sequía en la producción de alimentos, en el entendido que en el primer trimestre el sector agropecuario creció poco más de 2% a partir de precios más elevados para muchos productos, aunque, como le digo, el gobierno federal está actuando.
 
La ruta del dinero
 
Ahora fue Standard & Poors la que decidió bajar la calificación a Empresas ICA, de Alonso Quintana, lo que motivó un nuevo descalabro de la constructora en la Bolsa Mexicana de Valores ayer, al encabezar las pérdidas. La caída en las acciones de ICA ahora fue de 7.8% y se debe a que las calificadoras están viendo en el corto plazo una ausencia de nuevos proyectos en la parte de infraestructura, además de que la caja de la empresa está bajando.
 
ICA para hacer frente a la coyuntura desinvertirá una parte del capital que tiene en OMA, lo que le podría generar unos 4,000 millones de pesos, pero el anuncio tampoco se ha visto como la salida para los problemas de la constructora... Una firma que sigue apostando por la diversificación es Altos Hornos de México (AHMSA), que comanda Alonso Ancira Elizondo. Por lo pronto, acaba de anunciar que a partir de una alianza estratégica con Eurocopter de México y su filial Turbomeca México (ANTAIR), operará el primer centro de servicio para helicópteros Ecureuil en la zona norte del país. El centro de mantenimiento se ubica en el Aeropuerto Internacional Venustiano Carranza del estado de Coahuila.
 
Como responsable de dar soporte aéreo a las operaciones de la acerera y sus empresas subsidiarias, ANTAIR opera desde hace 3 lustros helicópteros Ecureuil en servicio a las minas, principalmente en magnetometría aérea -para localización de yacimientos de minerales-, transporte de personal y atención de emergencias... Luego de que en las últimas semanas el mercado bursátil ha mostrado un respiro, en buena medida por las expectativas de una economía que comienza a perder vuelo, los que están aprovechando esos ajustes son los inversionistas institucionales, entre ellos las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore). Para documentar lo que le digo, fíjese que un reporte de Banorte Ixe señala que el apetito de riesgo de las administradoras se mantiene intacto, por lo que la compra de acciones y otros valores de renta variable han logrado hasta abril una participación de 23% en sus portafolios, lo que significa un nuevo máximo histórico.
 
Se sabe que buena parte de esos recursos ha ido a la inversión de acciones de empresas extranjeras, pero los ajustes que experimenta la Bolsa Mexicana de Valores podrían elevar las compras en acciones de emisoras locales.