Opinión

¿Sabes qué hacer con tu aguinaldo?
Descúbrelo aquí

 
1
 

 

Dinero

¿Sabes qué hacer con tu aguinaldo? Descúbrelo aquí. “El año se fue muy rápido”, es la aseveración común por estas fechas y el problema es que igual de rápido se va el dinero en Navidad. Por eso es importante hacer un alto en el camino antes de iniciar la vorágine de gastos y decisiones apresuradas que acaban en arrepentimiento el siguiente año.

El Buen Fin es la patada de despeje del partido del consumismo. La pregunta crucial en cuanto a los gastos es tener claro qué necesitamos y si lo podemos encontrar barato en ese momento. Y aunado a los regalos y las fiestas, termina siendo cómo se utiliza el aguinaldo.

Ese recurso es parte del sueldo, sólo que se da al final del año. El primer paso para darle una salida adecuada es entender que no es un 'extra'. Veamos destinos posibles:

1.- Uno de los más productivos es el pago de los pasivos con tasas elevadas, pues el costo será superior a cualquier buena inversión. Valdría la pena empezar por liquidar las deudas de las tarjetas, eso te liberará el flujo diario y te permitirá ahorrar posteriormente.

2.- Si tienes aversión al riesgo, podrías depositarlo en algún banco. Sólo ten en cuenta que la inflación anual está arriba de seis por ciento y los Cetes pagan una tasa de siete por ciento. En este renglón, también está la posibilidad de dirigirlo a CetesDirecto con acceso al mencionado instrumento en su emisión primaria.

3.- Si quieres buscar un mayor rendimiento, aunque implique un riesgo alto, puedes participar en el mercado bursátil a través de fondos de inversión, si el monto no es muy elevado, o comprando acciones que en el largo plazo te den una ganancia significativa.

4.- Bajo un esquema conservador y con una mentalidad de prevención, está la alternativa de comprar seguros que contengan un componente de recuperación como son los utilizados para pagar colegiaturas o los pensados en el retiro. Es una manera de congelarlo para los siguientes años y evitar la tentación de gastarlo.

5.- Quitando el impulso consumista, el aguinaldo puede ser destinado a pagos programados sobre artículos que se requieren y había sido imposible adquirir.

La recomendación es llevar a cabo una investigación para dejar de caer en la trampa de las ofertas ficticias.

El simple hecho de preguntarnos qué hacer con el aguinaldo es un avance, porque de entrada ya está presente la intención de que no se evapore con la euforia decembrina. 

Twitter y Facebook: @finanzasparami

También te puede interesar:
La inclusión financiera es insuficiente para mejorar las finanzas personales
Millennial, podrías vivir hasta los 90. ¿Estarías preparado?
Replantea tus finanzas, prepárate para un difícil 2018