Opinión

¿Sabes cuál es la mejor forma de administrarte viviendo en pareja?

 
1
 

 

Pareja

Cuidado, la famosa frase que se dice en el casamiento corre el riesgo de transformarse en: “hasta que el dinero nos separe”, pues según diferentes encuestas, es uno de los principales factores detrás de un divorcio y si no, con seguridad puede traducirse a un sinnúmero de discusiones y estrés entre parejas.

El tema era de poco interés hace años, cuando el hombre trabajaba y la mujer se quedaba en casa dependiendo por completo de la voluntad de su esposo.

Hoy las finanzas son trascendentes porque las nuevas generaciones son mucho más independientes, es usual que laboren ambos y la equidad juega un papel relevante.

Veamos algunos casos típicos y cuáles serían las ventajas y desventajas.

1.- Cada quien conserva su dinero y dividen las cuentas. Esta opción es como si vivieran de roomies y es una forma de administrarse que lleva equidad, pero podría ser ineficiente si ninguno se involucra en el patrimonio familiar como un concepto único y es posible que dejen de ahorrar.

2.- Del otro lado de la moneda está una organización en donde todo se acumula y uno de los dos organiza las finanzas. Si bien permite una mayor sinergia, provocaría conflictos y dependencia sobre quien decide. Suele ser una posición incómoda y conduce a discusiones frecuentes sobre el destino del dinero.

3.- Una alternativa intermedia sería la aportación a un fondo común, pero que se queden con parte del ingreso para tomar sus propias decisiones. Esto da la libertad de gastar en sus cosas y además llevar un ahorro. Es factible complementarlo con la elaboración de un presupuesto para llegar a acuerdos mutuos, y generar las menores molestias posibles.

4.- Una derivación interesante es cuando uno es ahorrador y al otro le gusta comprar. Pueden acomodarse para que el ingreso de uno se dirija al patrimonio, mientras la contraparte se encarga de los gastos del hogar. Si esto es combinado con una adecuada interacción entre ambos, podría resultar tranquilizador porque están siguiendo sus inclinaciones.

Al final del día, las parejas encontrarán la mejor manera de administrarse y la clave es mantener una conversación constructiva con relación al manejo del dinero. Cada uno está influido por la forma como lo hacían sus padres y deberán descubrir la suya en función de lo que convenga a su patrimonio familiar de corto y largo plazos. La buena noticia es que hay forma de arreglar las discusiones y no convertirlas en una causa de separación.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Sabes bien qué régimen fiscal le conviene más a tus finanzas?
¿Estás listo para transmitir tu riqueza?
¿Quieres ser rico? Aprende a manejar la abundancia