Opinión

Sábado, prueba de fuego para la PGR

    
1
   

    

vv

Como se esperaba, el inicio del proceso contra el exgobernador de Veracruz, desde ayer denominado Javier “N”, ha provocado terribles acusaciones contra la Procuraduría General de la República y el gobierno federal.

Sin embargo, tenemos que aceptar que este es el primer juicio oral que acapara la atención mediática, y que todos tenemos muchas dudas respecto a este proceso.

Fuentes consultadas aseguran que la PGR cumplió a cabalidad con su objetivo en la audiencia inicial que era: lograr la imputación del exgobernador y dictar la medida cautelar de prisión preventiva.

Quienes señalan que en esta audiencia teníamos que ver el expediente completo de la acusación están equivocados, la PGR todavía tiene seis meses para realizar una investigación complementaria y en ella puede incrementar los recursos por los que se le acusa de lavado de dinero, dar más fuerza a la acusación de delincuencia organizada o incluso agregar delitos, mientras todo esto se haga antes de la apertura del juicio oral.

Además de que también se pueden juzgar los delitos del fuero común, que son los que presenta Veracruz, donde por cierto una juez federal suspendió momentáneamente las dos órdenes de aprehensión libradas contra Javier, por cinco delitos que no son graves.

Y están también las 23 denuncias que interpuso la Secretaría de Salud por no comprobar 670 millones de pesos, entre otras.

Los 38.5 millones de pesos acreditados ayer son sólo una fracción de la investigación y forman parte de la estrategia de los ministerios públicos presentada ante el juez para vincularlo a proceso, pero los argumentos fuertes se presentarán hasta que inicie el juicio oral, en donde la PGR espera lograr una condena de 40 años de prisión.

Además, es obvio que no se le mostrará a la defensa toda la investigación desde ahora, para darle todo el tiempo para conseguir argumentos en contra, si no que se actuará conforme a la ley y se le entregará hasta antes de la apertura del juicio.

El grave problema de ayer es que tanto la defensa, como el juez, tomaron la audiencia inicial como si fuera el juicio oral y por ello pedían todas las pruebas, pero obviamente los fiscales no pondrán en alerta a la defensa, porque apenas el proceso está en la primera etapa, que es la audiencia inicial.

El hecho de que Duarte se haya allanado a la extradición simplificó el proceso y permitió que las autoridades mexicanas fueran por él, pero ayer cuando se le preguntó si se vinculaba a proceso, dijo que no, por lo que se dio el plazo de 144 horas, hasta el próximo sábado, para que el juez defina si lo vinculan o no y si sigue la investigación.

PRIISTA EN PRECAMPAÑA DEL PAN

Aunque la directora del Canal del Congreso, Blanca Lilia Ibarra Cadena, es una posición del PRI dentro del reparto de cuotas en el Legislativo, no deja de meterse en las precampañas de los partidos ajenos. Anoche transmitió un programa especial dedicado a la vida del senador Ernesto Ruffo, uno de los aspirantes panistas a la candidatura presidencial en ese partido.

Dada la bajísima audiencia del Canal del Congreso, máxime que el lunes no hubo ninguna actividad legislativa, lo más probable es que no haya reclamos de Margarita Zavala o Rafael Moreno Valle por el uso de recursos públicos para promover la imagen personal de uno de los contendientes. Aquí aplica la autorización del presidente Ruiz Cortines al director de un periódico: “Publícalo, pero no lo cuentes”.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Duarte le saldrá caro al PRI
Medición de pobreza de 2015, más real: Inegi
Rendición de cuentas, exigen los priistas