Opinión

Rosewood llegó a Puebla

 
1
 

 

Rosewood. (https://www.rosewoodhotels.com/en/puebla/gallery)

La semana pasada abrió sus puertas en Puebla el hotel Rosewood, lo cual es una noticia inusitada para una ciudad como esta, por varias razones, comenzando por lo alto de su inversión: 35 millones de dólares que aportó la empresa Plus Arrendamientos Inmobiliarios.

Y llama la atención también, porque Rosewood es una de las mayores marcas de lujo de la hotelería mundial, pero muy selectiva, ya que únicamente opera 19 propiedades en apenas diez países. De éstas, cuatro están en México, es decir: 21 por ciento de sus hoteles los tiene aquí, lo cual no es poca cosa.

Dos de sus hoteles en México están en destinos de playa: Las Ventanas al Paraíso, en Los Cabos, Baja California Sur; y Rosewood Mayakoba, en la Riviera Maya, Quintana Roo. El más reciente lo abrieron en San Miguel de Allende, Guanajuato, hace seis años.

Se podría pensar que existen en la República Mexicana otras plazas más acordes al perfil de la marca para establecerse como, por ejemplo, la propia capital del país o Punta Mita, en Nayarit, por eso le pregunté al director del nuevo hotel, Manuel Leal, ¿por qué en Puebla?

Explicó que Puebla es una ciudad cosmopolita en la que la industria del turismo juega un rol importante, y en la que, a pesar de que 19 por ciento de sus visitantes provienen de la Ciudad de México, las autoridades han hecho un buen trabajo en posicionar su aeropuerto, con vuelos de Centro y Sudamérica, vía Panamá, o con conexiones en Estados Unidos, por Houston.

“Además, porque Puebla representa, culturalmente hablando, elementos que son importantes para nosotros, que nos permiten brindar a nuestros clientes una experiencia histórica, culinaria, una experiencia muy particular en cuanto a nuestro destino”, dice.

—Pero supongo que una empresa como Rosewood, para poner un hotel en donde sea, más que por factores culturales se mueve por factores económico— le comento, a lo que el director de Rosewood Mayakoba responde que sí, por supuesto, que Puebla es una plaza que, a pesar de contar son suficiente poder adquisitivo, carece de una oferta hotelera de ultra lujo, por lo que ellos son los primeros en llegar con este concepto enfocado a un mercado que puede pagar tarifas más altas a las ya existentes en la localidad.

“Por esto es que a nosotros, como negocio, nos resulta interesante una ciudad en la que tienes un millón 200 mil habitantes, cuyo poder adquisitivo es importante.

A cinco kilómetros del hotel tenemos un campo de golf diseñado por Jack Nicklaus y propiedades que su rango de valor arrancan en los dos millones de dólares, mínimo. Puebla representa hoy la ciudad número cuatro en importancia de México, un atractivo especial para nosotros”.

Su concepto es similar al de su hotel en San Miguel de Allende, donde han obtenido buenos resultados, mismos que esperan replicar ahora en Puebla. Contrario a lo que sucede en sus propiedades en la costa, tanto en San Miguel de Allende como en la capital poblana su composición de negocio está basada en dos conceptos: teniendo a la Ciudad de México a sólo 128 kilómetros —lo que lo hace su mercado objetivo más atractivo— esperan captar parte de los turistas que por motivo de placer viajan a Puebla de viernes a domingo; en tanto que entre semana están orientados al viajero corporativo de negocios, tomando en cuenta que en el estado están establecidas grandes empresas, como Volkswagen —desde hace 60 años— y más recientemente Audi, entre otras.

Rosewood Puebla cuenta con únicamente 78 habitaciones y suites
—incluida una presidencial —, por lo que otro de sus negocios que será importante para la generación de ingresos será el de eventos sociales y juntas ejecutivas, para lo cual disponen de cuatro salones para banquetes y dos más con 16 espacios cada uno para reuniones de trabajo. Además la propiedad, que es un conjunto de varios inmuebles que datan de la Colonia, posee tres patios que conjuntan un aforo de hasta 600 personas para banquetes.

Como tarifa promocional, durante los tres primeros meses manejarán un promedio de 285 dólares por noche, la cual irán ajustando a partir de septiembre, dependiendo de cómo vaya respondiendo el mercado.

Puebla ya cuenta con algunos magníficos hoteles boutique, como El Sueño, por citar solamente uno; pero la aparición de Rosewood en esta plaza seguramente impulsará turísticamente a la ciudad, ya que esta marca hotelera es de las que dan prestigio y proyección a cualquier destino del mundo.

Correo: garmenta@elfinanciero.com.mx

También te puede interesar:
Skyscanner busca mercado en México
Alejandro Zozaya domina ya a República Dominicana
Celeste, una nueva modalidad de inversión en Huatulco