Opinión

Rosario, la responsable


 
 
Aunque las cargas de la asistencia a los damnificados por el temporal del fin de semana pasado en Guerrero, Veracruz, Tamaulipas, Michoacán y Oaxaca, principalmente, han sido distribuidas entre casi todo el gabinete, la responsabilidad primera recae en Rosario Robles, secretaria de Desarrollo Social.
 
 
Robles fue la primera funcionaria que se trasladó a Acapulco para constatar en vivo la magnitud de la tragedia; ella reportó al Jefe del Ejecutivo la situación y fue que sobre ese reporte Peña decidió trasladarse al puerto la tarde del lunes pasado.
 
 
La ex jefa de gobierno del DF, de extracción perredista, ha estado en el ojo del huracán desde el momento mismo de su nombramiento; y semanas después, con el anuncio de la Cruzada Nacional contra el Hambre, programa al que la oposición le vio tintes electoreros.
 
 
Como sea, Rosario Robles tiene el encargo directo del presidente Peña de coordinar  las obras de rescate y reconstrucción del puerto, pero sobre todo, la tarea de levantar el censo “casa por casa’’ prometida por el Ejecutivo, para conocer con certeza el número de damnificados y los montos que podrán recibir como ayuda del gobierno federal.
 
 
Ahora tendrá que demostrar su amplia sensibilidad social que fue el factor que la llevó al primer equipo de Peña, aún en contra del consejo de algunos connotados priistas.
 
 
****
 
La experiencia de Guerrero y de otros estados debería servir de ejemplo para evitar tragedias similares en otras entidades.
 
 
Ayer por la tarde, cuando “Manuel’’ se dirigía a Baja California y luego cambió de dirección a Sinaloa, no se había comunicado de desalojos preventivos, sólo del cierre de puertos.
 
 
Hoy se sabrá si eso fue suficiente o tendremos que lamentar otro acapulcazo.
 
 
****
 
Desde hace algunas semanas, las diferencias entre la dirigencia de la CNTE y “su base’’ se han profundizado, lo que supone el desgaste del movimiento que, sin embargo, se resiste a declararse “vencido’’.
 
 
Luego del segundo bloqueo de las vialidades que conducen al aeropuerto, “las bases’’ se negaron a levantar el plantón que cumplía casi ocho horas a pesar de que sus líderes les indicaban que debían regresar al Zócalo para una asamblea en la que se discutirían los acuerdos alcanzados en la Secretaría de Gobernación.
 
 
“No nos vamos’’, les gritaron y se quedaron una hora más.
 
 
¿Qué tanto beneficia al gobierno federal la división interna de la CNTE?
 
 
Ya se verá en las subsecuentes negociaciones.
 
 
Por lo pronto y como estrategia para fortalecer el movimiento, la CNTE ha enviado a las universidades públicas a “embajadores’’ para tratar de sumar a los estudiantes a su causa, lo que han logrado marginalmente pues hasta eso no han contado con el apoyo mayoritario que pensaban encontrar.
 
 
****
 
La iniciativa de reforma energética presentada por el presidente Enrique Peña logró lo que no pudieron hacer un sinnúmero de negociadores, oficiales y oficiosos: reunir nuevamente a Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo.
 
 
Luego de más de una década de distanciamiento, los fundadores del PRD se reencontraron en el evento en el que se anunció una consulta nacional para evitar que se concrete la reforma energética de Peña.
 
 
Se trata de recolectar firmas de algo así como 1.6 millones de mexicanos, equivalente al 2 por ciento del padrón electoral, para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación analice el caso aun cuando ni la consulta ni el referéndum han sido reglamentados.
 
 
Por lo pronto, se hizo el milagro de juntar a dos viejos conocidos.