Opinión

Ronda Uno, licitaciones sin transparencia

A un año de la aprobación de la reforma constitucional en materia energética y a escasos meses del paquete de leyes en materia petrolera y eléctrica, se confirmó lo que denunciamos e insistimos en todos los foros y tribunas posibles: los cambios se hicieron no para aprovechar la inversión privada en las áreas donde carecemos de tecnología y recursos para explotar, sino para encontrar ganancias seguras e inversiones sin ningún riesgo en áreas donde Pemex ha trabajado desde hace décadas.

Así lo confirma la llamada Ronda uno. La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) publicó en el Diario Oficial de la Federación la primera convocatoria para la licitación de 14 áreas contractuales de exploración en aguas someras que abarcan una superficie de cuatro mil 122 kilómetros cuadrados donde el costo de producción es de 20 dólares y donde Pemex tiene toda la experiencia probada.

La convocatoria publicada remite a la página www.ronda1.gob.mx para consultar las bases de licitación, en donde se supone que se encuentran los detalles, mismos que no están disponibles.

Los contratos previstos son de producción compartida; es decir, que parte de la producción se la quedarán los contratistas privados, entre ellos las grandes trasnacionales de esta industria, y la parte restante se entregará al Estado en especie.

Las variables de adjudicación serán el compromiso de inversión y la proporción de la producción que se entregará al Estado.

La adjudicación de los contratos se estima para julio del próximo año.

Los que pudieron seguir esta sesión se enteraron del contenido, pero no se ha publicado el acta correspondiente, lo que es indispensable para analizar con detalle lo que se acordó.

En el capítulo de transparencia de la Ley de Órganos Reguladores Coordinados en Materia Energética, se establece que las sesiones, acuerdos y resoluciones de estos órganos serán públicos. Esto quiere decir que no sólo se deben transmitir en vivo sino que se deben publicar para que puedan ser consultados por toda la ciudadanía.

Según el programa de implementación de la Ronda Uno, se supone que las áreas contractuales definidas por la autoridad fueron puestas a la consideración de “la industria” y se deduce que de las reuniones con ésta se definió la primera etapa de licitaciones que se presentó ayer.

Este primer proceso de consulta no es transparente ya que la autoridad no ha publicado específicamente quiénes fueron los representantes de “la industria” que participaron en las sesiones de consulta, ni el resultado de las mismas y cómo y porqué se decidieron las primeras 14 áreas a licitar, y mucho menos porqué se tomó la decisión de que sean contratos de producción compartida.

Al respecto, cabe señalar que en materia de transparencia la legislación también señala que las reuniones con los regulados deben contar con la presencia de por lo menos dos comisionados y se levantará minuta pública. En el portal de la CNH no hay ninguna minuta publicada.

Es preocupante que el proceso de privatización inicie con enormes faltas de transparencia.

También y de acuerdo con el programa de la Ronda Uno, la CNH aprobó el día de ayer las “prebases de licitación”, mismas que presentarán la Sener, la SHCP y la CNH nuevamente a “la industria”, se supone que para consulta, pero más bien será para su aprobación.

Lo mismo ocurrirá con los proyectos de contrato.

La falta de información y de transparencia impide analizar lo que está pasando y mucho menos evaluar el proceso, por lo que es de gran importancia que se cite a los funcionarios encargados de la implementación de la Ronda Uno para que den una explicación detallada del contenido de la primera fase de licitaciones anunciada el día de ayer, incluyendo:

a. El proceso, los criterios y razones por los cuales se llegó a la decisión de licitar las 14 áreas contractuales propuestas.

b. Los criterios y razones por los que se decidió que los contratos serán de producción compartida.

c. Que proporcionen información detallada de las inversiones que ha realizado Petróleos Mexicanos en las 14 áreas a licitar y cómo se va a resarcir a la empresa de los gastos ya realizados.

d. En el caso de que haya habido reuniones con “la industria”, que especifiquen cuáles fueron esas reuniones, quiénes participaron y que entreguen las minutas públicas a que obliga la legislación.

e. Conminarlos a cumplir con la legislación en cuanto a la publicación, en tiempo y forma, de las actas de los consejos de administración.

Twitter: @Dolores_PL