Opinión

Robo de identidad,
fuera de control

1
 

 

tarjetas de crédito

No es por alarmar, pero cada vez más autoridades se involucran en la búsqueda de soluciones para combatir el robo de identidad en el país, no sólo porque va en aumento, también por la creatividad para sustraer información.

El robo de identidad no sólo aplica para hacer fraudes bancarios, es decir, sacar tarjetas de crédito a su nombre; tiene un espectro más amplio, en donde hay casos de créditos hipotecarios, o bien de venta de inmuebles, hechas por terceros, suplantando la identidad de los dueños. También temas de seguros, apertura de cuentas en donde realizan depósitos para lavar dinero e incluso cobro de devolución de impuestos o peor, que le finquen deudas con el fisco por empresas creadas a su nombre sin que tenga conocimiento de ello.

Ante el aumento en los casos, cada semana se suman más autoridades a un grupo de trabajo en busca de soluciones. Además de la Condusef, el SAT, la CNBV, Prodecon, también se unió el INAI para ver temas de protección de datos personales.

Sólo hay que recordar que en edificios privados o públicos de cualquier ciudad, en donde los vigilantes exigen la credencial de elector para permitir el acceso al inmueble,  se ha detectado que cambian las credenciales por copias a color plastificadas.

También se incorporó la división científica de la Comisión Nacional de Seguridad, con quien se trabaja en convenios para que --junto con autoridades financieras-- se intercambie información y rastreen delitos, además de que establezcan protocolos de actuación ante este tipo de denuncias. Por lo pronto ya hay un primer material para prevenir el robo.

Esto, sin duda, podrá reforzarse si se concretan las propuestas legislativas hechas en el Senado por el PRI y el Partido Verde, que fueron presentadas por el líder tricolor de la Cámara alta, Emilio Gamboa, en el sentido de adecuar el Código Penal Federal para sancionar el robo de identidad, tema que podría discutirse en el periodo legislativo que inicia este día. Por lo pronto, más vale tomar todas las precauciones para evitar ser la siguiente víctima.

Hablando de temas legales, con la detención (hoy en libertad bajo fianza) de Martín Díaz por el caso de Oceanografía y el presunto fraude en contra de Banamex, surgen también algunas dudas, sobre todo si lo van a deportar por tema migratorio o bien se va a un complicado proceso de extradición.

De superarse ese paso, comentan que también habrá que ver si se le puede acusar de delito financiero en México, ya que podría complicarse pues argumentan que el producto era factoraje y no precisamente crédito.

A esto hay que sumarle que, de las 177 facturas apócrifas, quienes conocen el expediente aseguran que 151 de ellas fueron firmadas por Amado Yáñez y las demás por el director de finanzas. Es decir, que en ninguna aparece Martín Díaz, aunque éste fue acusado por Yáñez.

Desde luego que parece increíble que no tuviera conocimiento de lo que sucedía siendo el segundo accionista. Esta trama va para largo. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Twitter: @JLeyvaReus

También te puede interesar:
La mujer que manda en Banamex
Bancos coreanos llegan a México
Despachos de cobranza, un dolor de cabeza