Seguridad para el retiro, un reto global
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Seguridad para el retiro, un reto global

COMPARTIR

···

Seguridad para el retiro, un reto global

11/10/2018

La seguridad para el retiro está en una encrucijada histórica. En teoría debería operar con base en un principio sencillo: los trabajadores ahorran durante su vida laboral, el patrón proporciona prestaciones para la jubilación y el estado recauda impuesto sobre nómina para financiar las prestaciones de ley. Todo ello debería derivar en una fuente estable de ingresos para el retiro. Esta teoría tan esencial es la base de un modelo fundado en tres pilares que ha cimentado la promesa de un retiro digno para los individuos en muchos países del mundo durante años.

En realidad, este modelo podría no ser compatible con la promesa de una jubilación segura. Las poblaciones que envejecen rápidamente han vuelto insostenibles los modelos de financiamiento de los planes gubernamentales para el retiro y las obligaciones acumuladas han hecho muy difícil para los patrones financiar los planes de pensiones privados en su totalidad. El estancamiento en el aumento salarial, un incremento constante en el costo de la vida y niveles crecientes de deuda personal han limitado la capacidad de los individuos para generar ahorros para su jubilación. El resultado es una crisis de seguridad en el retiro que amenaza a millones.

Como lo analizamos en nuestro Índice Global para el Retiro 2018, varios factores ejercen presiones sobre la noción del retiro mundial, tales como:

1) La política monetaria estancada en modo de crisis.

2) La creciente influencia de la deuda pública.

3) La dependencia en la vejez sigue aumentando.

4) Cambio climático.

5) Calidad de vida deteriorada para los jubilados.

Quienes intervienen en la seguridad para el retiro deben reevaluar viejas suposiciones para conformar estrategias más sostenibles, para garantizar a los individuos que pueden vivir dignamente después de su vida laboral.

De esta manera, una población global que envejece es el reto más grande. Después de todo, vivimos en un mundo de siete mil millones de personas, donde el promedio en la expectativa de vida es de 72 años y podría llegar hasta 100 para quienes nacieron en el año 2000. Garantizar la seguridad en el retiro es finalmente un problema de sustentabilidad. Resolverlo requiere de una participación activa de tomadores de decisiones, patrones, individuos y otros actores.

Como gestores de inversiones queremos hablar sobre las finanzas en la jubilación, y buscamos contribuir al intercambio de mejores prácticas globales en seguridad para el retiro con ideas que puedan tener un impacto directo en los resultados a largo plazo. Buscamos incluir otros factores críticos como la calidad de vida, salud y bienestar material para brindar un panorama más completo de los retos que enfrentan los jubilados y saber hacia dónde deben enfocar los esfuerzos en sostenibilidad si queremos lograr la meta de un retiro más seguro.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.