OPINIÓN: ¿Qué mueve a los mercados accionarios?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

OPINIÓN: ¿Qué mueve a los mercados accionarios?

COMPARTIR

···

OPINIÓN: ¿Qué mueve a los mercados accionarios?

12/06/2018

Una de las principales interrogantes para la gente que comienza a familiarizarse con el mercado accionario es: ¿qué hace que los precios se muevan?

En realidad, esta incógnita suele llevarnos a dar una infinidad de respuestas, acompañada de interminables digresiones.

Tratando de definir la dinámica de los precios en el mercado llegamos a una explicación basada en teoría económica.

El precio estará determinado por el choque de la oferta con la demanda. Si la demanda excede la oferta, y más gente quiere comprar algún título, los precios tenderán a subir. Por el contrario, si existe mayor oferta que demanda, los precios comenzarán a ceder hasta encontrar equilibrio.

Ahora bien, ¿qué mueve a estas fuerzas de oferta y demanda, odio y enamoramiento, miedo y avaricia?

El mercado está representado por una gran cantidad de participantes con distintos perfiles—y horizontes—de inversión. Así como existen inversionistas institucionales de gran tamaño, también encontramos a los socios mayoritarios de las empresas, empleados, fondos para el retiro, sociedades de inversión, fondos soberanos, inversionistas particulares con inclinación al Value Investing, así como traders dedicados de lleno a operar a lo largo de la sesión.

Este collage de personalidades, y sus necesidades, dotan de liquidez al mismo mercado, así como aportar para la formación de precios. Por esto mismo, los precios presentan cambios diarios, o ruido, a pesar de moverse generalmente con tendencia.

Desde un punto de vista fundamental, orientado a las empresas y sus resultados, uno puede suponer de forma intuitiva, que mientras mejor desempeño tenga una compañía: creciendo sus ventas, obteniendo ganancias, generando efectivo y aumentando su capital, sus títulos deberán presentar un mejor comportamiento.

Todo esto suena interesante, pero ¿cómo saber que (este comportamiento) va a continuar? Es por eso que los precios deberán reflejar también las perspectivas futuras sobre dichas empresas, la economía, así como los costos de oportunidad.

Si existe optimismo, los inversionistas suelen anticiparse y los precios de las acciones reflejarán mayores precios. Por el contrario, ante escenarios pesimistas los mercados retroceden en consecuencia.

Dado que estas expectativas tienen un buen componente de incertidumbre, los mercados usualmente sobredimensionan, en ambos sentidos, los impactos.

Si una región del mundo anticipa crecimientos excepcionales, sus índices podrían mostrar avances que reflejen crecimientos increíbles. Si, por el contrario, esta economía ficticia, en vez de crecer siete por ciento creciera un nada despreciable seis por ciento, los índices podrían mostrar ajustes por el desencanto… y es ahí donde pueden encontrarse oportunidades interesantes.

@IvanBarona

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.