OPINIÓN: Oportunidades para cualquier entorno electoral
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

OPINIÓN: Oportunidades para cualquier entorno electoral

COMPARTIR

···

OPINIÓN: Oportunidades para cualquier entorno electoral

10/07/2018

Es natural que durante un proceso electoral presidencial los mercados del país en cuestión presenten cierta volatilidad, simplemente por la incertidumbre de qué tipo de gobierno será el próximo a regir.

Una vez que finaliza tal proceso, de igual manera tienden a estabilizarse, claro está, siempre y cuando los resultados sean alentadores para el entorno económico del país.

La moneda y los índices bursátiles locales son las principales variables afectadas durante este tipo de sucesos, basta con observar el comportamiento dichas variables durante y después de las recientes elecciones presidenciales nacionales.

A tan sólo una semana después de haber finalizado nuestro proceso electoral, tanto el peso como nuestro principal índice bursátil, IPC, han frenado tales altibajos y han registrado principalmente sesiones positivas.

Si evaluamos el comportamiento preelectoral del dólar americano en relación con nuestro peso, a inicios de año el dólar tenía un precio de 19.659 pesos y para el 14 de junio, día que alcanzó su máximo precio durante el año en curso, era de 20.879, una depreciación del peso de 6.20 por ciento.

Ahora bien, evaluemos lo ocurrido una vez finalizada la carrera presidencial, desde la fecha mencionada cuando alcanzó su máximo al cierre del 6 de julio, el peso se apreció un 9.65 por ciento, dando como resultado un dólar a 19.041 pesos.

Lo mismo ocurrió con el IPC, previo a las elecciones vimos principalmente sesiones a la baja y con tan sólo una semana de muestra a los resultados electorales, registró cuatro sesiones consecutivas al alza.

El IPC arrancó el año con un valor de 49 mil 354.42 unidades y para el 26 de enero, día que alcanzó su máximo nivel durante el año, llegó a 51 mil 065.49 unidades. Desde este nivel a su punto más bajo registrado el 31 de mayo, el IPC mostró una baja de 12.54 por ciento.

Finalmente, desde tal fecha, del 31 de mayo al 06 de julio, nuestro índice ha tenido un crecimiento de 9.66 por ciento, y 2.77 por ciento del alza ocurrió en tan solo la primera semana post electoral.

Es importante mencionar que el tema electoral no ha sido el único factor que ha impactado en el comportamiento de ambos activos. Sin embargo, de acuerdo con los resultados observados post elecciones, vemos con claridad que sí es un factor muy sensible.

Si bien es imposible predecir tales resultados, en ambos activos pese a la volatilidad electoral se presentaron oportunidades para aquellos inversionistas que tienen un cierto apetito por activos de mayor riesgo y que además cuentan con un amplio horizonte de inversión.

Ya sea inversionistas que ya estuvieran participando en estos activos y mejoraron su costo promedio mediante nuevas compras en tales momentos o inversionistas que están comenzando y vieron más allá de un resultado a corto a plazo.

Twitter: @eyglesiasaspe

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.