Opinión

Revisar los temas municipales

David Colmenares Páramo

-Quien recaudará el predial
-El Fondo de Fomento Municipal
En memoria de Carlos Aldeco Reyes, un gran oaxaqueño.

La modernización de la Constitución destacada en el día del federalismo, en un entorno político avasallado por la lucha contra la delincuencia organizada en Michoacán, posterior al anuncio de 45 mil millones adicionales a esa entidad federativa, que evidentemente le ayudarán a superar su crisis social y de seguridad, en el contexto de una crisis profunda de su hacienda pública, alimentada por la reducción de sus participaciones -hoy apenas en su nivel real de 2008-, al incremento del gasto con recursos estatales en educación básica, a una deuda pública tan alta que ya pesa su servicio en el presupuesto en suma, una hacienda pública paralizada, con pendientes importantes en las observaciones derivadas de las revisiones de sus cuentas públicas.
Asimismo destaca el evento en que la alcaldesa de León, Guanajuato, quien fue nuestra anfitriona en el evento de la FENAM en León hace unas semanas, Bárbara Botello, asumió la Presidencia de la CONAMM, cargo que por cierto ya tuvo Jaime Valls cuando fue alcalde de Tuxtla Gutiérrez. El evento, encabezado por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien fuera gobernador de Hidalgo y con experiencia municipal, destacó la presencia de los líderes de los tres partidos más importantes, César Camacho, Jesús Zambrano y Gustavo Madero, quienes manifestaron conceptos importantes para el futuro de los 2445 municipios de nuestro país.

Esto ante una realidad en que la crisis fiscal de las 32 entidades federativas, se potencia en los gobiernos municipales, cuya diversidad simplemente medida por el numero de habitantes es evidente. Existen municipios cuyas dimensiones los hacen recibir incluso más recursos que algunas entidades federativas, pero la mayoría se encuentran en condiciones adversas, sólo veamos que en Oaxaca se hallan uno de cada cuatro municipios del país.

Su dependencia de las participaciones -transferencias no condicionadas- es muy alta, pero más de las de gasto federal condicionado, a través de dos Fondos de Aportaciones el FISM, la vertiente municipal del FAIS, y el FORTAMUN que se distribuye de acuerdo al número de municipios.

Es cierto está desaprovechado el potencial recaudatorio del impuesto predial, pero también lo es que las condiciones de pobreza extrema de un número importante de municipios y por tanto de sus ciudadanos, hacen imposible cobrarlo, incluso en los de usos y costumbres, se usa como pago el trabajo comunitario.

En consecuencia con ese ánimo municipalista, habría que revisar dos hechos: desde 2008 en la Ley de Coordinación Fiscal se modificó lo referente al Fondo de Fomento Municipal, hasta reducirlo del uno por ciento de la recaudación participable, al 0.15 por ciento, condicionando el otro 0.85 a los municipios de las entidades coordinadas en materia de derechos, decisión de la cual las autoridades municipales están muy lejos de participar.

Además para 2015 se quiere en los hechos, al ser algo obligatorio y castigado, centralizar en las entidades federativas el cobro del impuesto predial, mediante convenios forzosos con los municipios, esto significa centralizar a nivel estatal el cobro del impuesto predial. La colaboración administrativa es una opción por supuesto, pero debe ser voluntaria.

Centralizar aún más la administración de los impuestos, del municipio al estado y mantener la concentración de facultades en materia tributaria en el gobierno federal, es muestra clara de un federalismo que se tiene que revisar, es quizás la reforma pendiente más importante. Habrá que ver que dicen los ayuntamiento de Zapopan, Naucalpan, Tlalnepantla, Ecatepec, así como el resto de capitales políticas y económicas de las entidades federativas, que si han asumido su responsabilidad fiscal en el predial. En el caso del DF, su inmediata reacción, se le excluye en virtud de que las delegaciones de gobierno no son municipios, y quien recauda es el gobierno de la ciudad.

Es una tema para las organizaciones de presidentes municipales, por supuesto de la Conferencia Nacional de Municipios de México, la CONAM, así como de los congresos locales.