Opinión

Rescatar Juchitán

20 septiembre 2017 10:50
 
1
 

 

Juchitán, Oaxaca. (Cuartoscuro)

El terremoto del pasado 7 de septiembre afectó seriamente el Istmo de Tehuantepec y habrá que invertir importantes recursos económicos en su reconstrucción. La zona tiene una riqueza enorme en su capacidad y potencial de generar energía eólica.

Desafortunadamente, dicho potencial no se ha podido desarrollar por incapacidad de los gobiernos locales, estatal y federal, así como por la enorme desconfianza que existe entre comunidades y empresas.

La pasada semana viajé en tren en Alemania, de Fráncfort a Kassel, a Munster y a Berlín. A lo largo de todo el recorrido uno jamás deja de ver molinos de viento. Todo el paisaje está inundado de grandes aspas blancas, en grandes ciudades o poblados pequeños, en plantaciones agrícolas, junto al ganado o ríos, o lagos y bosques. Por todas partes conviven la generación de energía limpia y toda clase de actividad económica y humana.

En Juchitán, en cambio, los conflictos sociales y políticos, así como los mitos que inhiben el desarrollo de esta industria, parecen infranqueables. Las comunidades no confían en las empresas, las empresas no confían en los líderes de las comunidades, los políticos se han dedicado a complicarlo todo.

Hay historias de extorsión e incumplimiento a la legalidad de parte todos los actores. No es un escenario fácil en el que las comunidades son las víctimas de empresas; también éstas han sido víctimas de autoridades y representantes ejidales.

Sin embargo, no existe otra industria que podría invertir en esa zona más de 10 mil millones de dólares en los próximos cinco años. El Istmo tiene apenas 15 por ciento de la capacidad instalada que podría tener.

¿Qué sería de la región de la Ventosa y sus habitantes si encontramos una solución a esta situación? Para hacerlo sería necesario que el alto comisionado de Naciones Unidas y la CNDH establecieran mesas de trabajo para definir los términos de dichas inversiones con absoluta transparencia. ¿Cuánto se debe pagar por la renta de las tierras? ¿Qué porcentaje de las utilidades habría que distribuir entre los ejidatarios? ¿Cómo y quien supervisa los contratos? ¿Cuál es el retorno real de una inversión de esa envergadura? Términos que dieran seguridad jurídica a todas las partes. Nada como aprovechar el viento sería más útil para rescatar a Juchitán.

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
El 102 y la Cámara de Diputados
Jerry Dias y la CTM
#VamosPorUnaFiscalíaQueSirva