Opinión

Repasando los temas de 2018

    
1
   

    

2018

La atención en la contienda presidencial de 2018 se ha centrado en las personalidades que podrían abanderar a los partidos y alianzas: ¿quién podría ser más atractivo para el electorado? Más recientemente, la atención mediática ha virado hacia quienes optaron competir por la vía independiente: ¿quién logrará las firmas?

Los independientes han desatado ese nuevo pasatiempo: ir contando las firmas que logran día a día y, con base en ello, proyectar si alcanzarán el objetivo de juntar el requerido 1 por ciento del padrón. En esto han florecido las quejas sobre la famosa app del INE, lo cual, creo, podría dejar de ser tema una vez superada la curva de aprendizaje. (Aunque igual me equivoco y la app se vuelve el tema de inconformidad hasta el final de los plazos).

Lo que aún no fluye con fuerza rumbo a la elección presidencial son los temas del electorado. En febrero pasado abordé esa cuestión en este espacio (“Los temas del 2018”, 3 febrero 2017). Con base en las encuestas disponibles en ese momento, reportamos que los temas que más preocupaban a la ciudadanía eran la inseguridad, la economía y el desempleo, la pobreza y, de manera creciente, la corrupción. A unos meses de distancia, las encuestas recientes siguen apuntando que esas son las principales problemáticas que señala la ciudadanía.

La encuesta nacional que hicimos en El Financiero en octubre revela que el 46 por ciento de los entrevistados ve a la inseguridad como el principal problema que el país enfrenta actualmente. El 18 por ciento señaló la economía y el desempleo, el 14 por ciento la corrupción, y 5 por ciento la pobreza. El porcentaje restante dio otras respuestas, por lo que estas cuatro no son las únicas problemáticas, pero sí las más importantes, en términos de su volumen de menciones.

Con la típica pregunta de cuál es el problema principal, la inseguridad se impone a todo lo demás: está en la mente del electorado. ¿Pero realmente ese es el tema que tendrá un mayor peso electoral? Para averiguarlo, en la encuesta nacional de octubre planteamos otra pregunta más específica para las campañas: “En las elecciones de 2018, ¿para usted cuál es el asunto más importante?” La distribución de respuestas resultó mucho más pareja.

La corrupción y los temas económicos obtuvieron 26 por ciento cada uno, la inseguridad 25 por ciento, muy por debajo del nivel que arroja la pregunta del problema principal. La pregunta del asunto electoral le baja volumen a la inseguridad y le sube a la corrupción.

Y también le sube a la pobreza, que obtiene 22 por ciento de menciones, comparado con 5 por ciento en la pregunta espontánea del principal problema. Al ofrecer las cuatro opciones, el electorado se divide casi en cuartas partes por uno u otro tema. Los cuatro asuntos son importantes.

Pero, como sería de esperarse, unos son más importantes para ciertos electores y otros para otros. Según la encuesta de octubre, a los hombres les importan más los temas de economía, empleo y corrupción, mientras que a las mujeres les interesan más los temas de seguridad y pobreza.

Por grupos de edad, la inseguridad y la pobreza son más importantes para los mayores de 50 años, mientras que los jóvenes menores de 30 años se enfocan más en la creación de empleos y las oportunidades económicas.

Si consideramos el nivel de escolaridad, los electores con estudios básicos enfatizan la pobreza, los que tienen educación media los asuntos de empleo y economía, y los de estudios universitarios la corrupción.

Por orientación partidaria, los panistas se interesan más en la inseguridad, los priistas en la pobreza, los perredistas en el empleo y los morenistas en la corrupción. Cada uno tiene su propio tema. Por su parte, el amplio electorado apartidista distribuye sus intereses, pero predomina la corrupción.

Con estos indicios, los candidatos presidenciales tienen una gran oportunidad para articular propuestas interesantes en sus campañas. Ojalá lo hagan. Por lo pronto, el electorado ya está definiéndose en esos temas.

Twitter: @almorenoal

También te puede interesar: 
Perfil presidencial
Latinobarómetro 2017
Midiendo a Margarita

economia