Opinión

Relevante papel de la Propiedad Intelectual
en el Indice Global de Innovación 2017

 
1
 

 

Agroalimentación

Uno de los importantes hallazgos del Indice Global de Innovación 2017, orientado a agroindustria, descansa en la importancia sobresaliente que la Propiedad Intelectual reviste como detonador de invenciones protegibles en clusters regionales; de los analizados, destacan por su productividad el de Tokio-Yokohama, seguido de Shenzen-Hong Kong y en tercer lugar el cluster de Silicon Valley.

Esta es una de las conclusiones sobresalientes del reporte preparado por Cornell, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual y otras organizaciones, que permite identificar los avances que cada economía ha tenido en el último año en relación a sí misma y a la región correspondiente.

Este año el ranking sigue siendo liderado por Suiza, seguido de Suecia y Holanda. EUA se mueve hasta el puesto 4 y en el 5 repite el Reino Unido. Particular mención para Singapur que arriba a la posición 7 y para la República de Corea en el puesto 11. Nuestro país se mantiene en la misma posición 58, aunque regionalmente solo detrás de Chile 
(46) y de Costa Rica (53).

Se debe recordar que el Indice no se basa propiamente en productividad, sino que pondera una serie de criterios orientados a la innovación en el sector agroalimentario, tanto en generación de nuevas tecnologías como en productividad asociada a los ecosistemas de innovación impulsados en cada territorio.

Uno de los enfoques más importantes del estudio consiste en revelar los conductores que pueden permitir romper los círculos que han conducido en nuestros países a desequilibrios sociales que inhiben el acceso de amplios sectores de la población a comida segura, suficiente y nutritiva; ese enorme reto se constituye como uno de los factores esenciales en la concepción de un mejor planeta, con cadenas de producción y distribución sostenibles y respetuosas del medio ambiente. En ese contexto, la única apuesta que permite mirar al futuro confiadamente es “innovación”.

La parte de este esfuerzo analítico que más interesa a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, son las conclusiones sobre la forma en la que figuras como patentes, marcas de certificación, protección de nuevas variedades vegetales e Indicaciones Geográficas inciden en
los ecosistemas de innovación. Para sorpresa de todos, ha resultado que nuevas formas de protección como las variedades vegetales y Denominaciones de Origen están teniendo mayor impacto que formas tradicionales cuya recurrencia sigue siendo dominante.

Para México esta es una buena noticia, en función de la gran oportunidad que se abre para aprovechar la legislación de variedades vegetales con la que contamos desde los años noventa y un llamado a modernizar urgentemente la regulación de marcas de certificación e
Indicaciones Geográficas y Denominaciones de Origen.

Además, la oportunidad que significa la convergencia geográfica de nuestro país con EUA y Canadá en la parte norte del continente, aunque ésta no pase por sus mejores momentos.

Correo: mjalife@jcip.mx

También te puede interesar:
Revela reporte BrandZ nuevos precursores de valor de marca
Patentes Verdes; un camino obligado
Mediación: el siguiente gran paso