Opinión

Relaciones Públicas,
el poder de incidir

1
 

 

Marketing

La democratización de los medios de comunicación, impulsada sobre todo por el desarrollo de las tecnologías de la información, ha planteado nuevos derroteros para el ejercicio profesional de las Relaciones Públicas. Este ejercicio ya se no trata únicamente de empresas, marcas o productos, sino del empoderamiento de la sociedad en general en sí a partir de la planeación seria y profesional del acceso estratégico a los medios de comunicación.

Un líder social de la sierra oaxaqueña o un empresario de Monterrey recurren por igual a los despachos de Relaciones Públicas y ambos tienen, en sus respectivos proyectos y objetivos, la misma necesidad: construir un mensaje, comunicar e incidir. Unos, ante la autoridad de diversos niveles y otros ante el consumidor. En ambas circunstancias el rol que desempeñe el periodista y el medio de comunicación son cruciales y principal responsabilidad del RP.

Es en esta vertiente en la que se proyecta con mayor claridad la responsabilidad ética de las agencias o despachos de Relaciones Públicas. Por un lado, referirse a las RPs, no debe entenderse sólo como una acción específica clasista a la que unos cuantos tienen acceso, ni mucho menos, que es una labor que sólo requiere una marca o un producto que sale al mercado. Las RPs, ante todo, son herramientas serias y profesionales para comunicar respecto a un objetivo específico, incluso retomar la esencia de este ejercicio: coadyuvar a las instituciones o personas a canalizar un mensaje de manera clara, directa y estratégica.

Como incidir e influir son la clave en el quehacer cotidiano de la agencia de RP, la tarea, pero sobre todo su responsabilidad, no es menor. Por el contrario, habrá que despojar a esta actividad profesional de todos esos clichés que la han encasillado como una actividad propia para generar sueños, utopías, vender mentiras o lograr una rentabilidad por encima de cualquier otra ponderación.

No se trata, en sentido estricto, de elaborar un comunicado y enviarlo a los medios. No, la labor del RP es identificarse con el proyecto, hacerlo suyo, sentirlo y salir a posicionarlo como un reto propio. Hoy la sociedad mexicana siente cada vez más la necesidad del RP. Porque su necesidad de comunicar para incidir es cada vez mayor. El desarrollo de las nuevas tecnologías plantea ese nuevo paradigma, para bien de la sociedad misma y del ejercicio profesional de las comúnmente llamadas Agencias de Relaciones Públicas.

Opine usted:
Correo: oscarsanchez.cesp@gmail.com
Twitter: @delvalle1968