Opinión

Regresa el sector vivienda al mercado bursátil

CADU emite certificados bursátiles por 300 mdp

Ya le he comentado que uno de los sectores que este año mostrará claros signos de recuperación es el de la construcción de vivienda.

Hablamos de una actividad que ha tenido que adaptarse a un nuevo entorno regulatorio por parte de la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) que tiene como mandamás a Jorge Carlos Ramírez Marín, quien tuvo la visión para definir nuevas reglas para un sector que había agotado el modelo de privilegiar la cantidad por la calidad con la edificación de casas lejos de zonas urbanas.

El tema también se ha vigilado de cerca por la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) al frente de Paloma Silva de Anzorena, quien ha estado cerca de los desarrolladores de todos tamaños para conocer sus necesidades.

El caso es que ayer la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que preside Luis Téllez Kuénzler dio entrada a la emisión de certificados bursátiles de CADU, que dirige Pedro Vaga Elguero, por 300 millones de pesos.

Se trata de la primera desarrolladora de casas que entra al mercado luego de la crisis de Geo, Urbi y Homex, aunque es natural pensar que el primer paso es colocar deuda y posteriormente capital, ya que se trata de una actividad con gran potencial dado el déficit de vivienda.

Como sea, es una buena noticia, pues como sostuvo la titular de Conavi, se trata de financiamiento para construir más casas, y concretamente se dirigirá a los llamados Desarrollos Urbanos Integrales Sustentables (DUIS).

CADU ha mostrado disciplina en su balance, en las reservas de tierra ubicadas dentro de los perímetros de contención, y esto ha sido premiado por el mercado ya que la emisión de bonos que le comento tuvo un costo de Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) más 250 puntos base, claro está, teniendo con el aval de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) que comanda Jesús Alberto Cano Vélez.
Como imaginará, la emisión causó una grata impresión entre los institutos de vivienda.

En el caso del Infonavit que dirige Alejandro Murat Hinojosa, en la encerrona con el gremio bursátil dijo que la idea es que más firmas puedan acceder al mercado de valores y por lo pronto en el Registro Único de Vivienda están a la fecha más de dos mil 500 desarrolladores.
Pero regresando a la emisión de CADU, se trata de un programa de certificados bursátiles por mil millones de pesos con un plazo aproximado de tres años, con la garantía de Sociedad Hipotecaria Federal.

Añada que el mercado tuvo gran apetito por el papel ya que la emisión se realizó con una demanda superior a los 563 millones de pesos, es decir, 1.88 veces lo ofertado.

Como sabe, CADU tiene presencia en Quintana Roo, Jalisco, Guanajuato y Aguascalientes y sin duda se ve como una de las desarrolladoras que tomará parte del mercado que han dejado las grandes firmas sujetas a reestructuración financiera.

La ruta del dinero

Con la novedad de que uno de los principales accionistas de Grupo Aknnuk, Oliver Fernández Mena, y como sabe socio minoritario de Oceanografía, interpuso una denuncia el pasado 17 de julio ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, en contra de quien o quienes resulten responsables por la intervención y grabación ilegal de una llamada telefónica que presuntamente sostuvo con el empresario Amado Yáñez Osuna y que ha servido para enturbiar el proceso de venta de esa segunda firma por parte del SAE que, a decir de los enterados, está muy avanzado. La denuncia en cuestión fue debidamente ratificada por el empresario, hecho a partir del cual la Fiscalía Desconcentrada en Miguel Hidalgo, Agencia Investigadora del Ministerio Público MH5, integra la averiguación previa No. FMH/MH5/TI/01439/14-07 para esclarecer los hechos presumiblemente delictivos cometidos en contra de Fernández Mena, los cuales son sancionados por el artículo 334 del Código Penal para el Distrito Federal.

* * * *
Ya que hablamos de expedientes al más alto nivel, fíjese que la secretaria del Trabajo del Distrito Federal, Patricia Mercado, ya ha tomado cartas en el asunto con relación a las múltiples denuncias de firmas constructoras en contra de Alfonso Galindo, quien presume de su influencia en la Junta de Conciliación local y de su relación cercana con Carlos Salazar Douglas, quien trabaja para Diodoro Siller, presidente de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. Se trata de un personaje que ha ensuciado la procuración de justicia laboral cobrando cuotas a las firmas inmobiliarias bajo la amenaza de parar las obras con emplazamientos a huelga fantasma que de plano han puesto en jaque a firmas de todo tamaño afectado la creación de empleos en la capital, aunque al parecer su minita ya se acabó.

Entre las novedades que en este verano presenta la lujosa zona de South Beach en Miami anote al restaurante Porfirio’s que como sabe es parte de Grupo Anderson’s. Se trata de una apuesta interesante dada la exigencia culinaria del sur de Florida en una propiedad que no ha escatimado con elementos de diseño de lujo, techos altos estilo catedral y una fuente al aire libre. Y bueno, desde su inauguración en la ciudad de México en 2012, Porfirio’s ha perfeccionado la comida mexicana que ahora estará al alcance del mercado de Miami.

Correo: rogeliovarela@hotmail.com