Opinión

Norteños sufren en el sur

 
1
 

 

De Jefes.

Desde el martes The Coca-Cola Company nos adelantó que el consumo de bebidas no alcohólicas en México sigue sólido, al aumentar 6.0 por ciento sus volúmenes de ventas del cuarto trimestre de 2015. Con base en esto, los de Credit Suisse prevén que Arca Continental, que dirige Francisco Garza Egloff, tenga un avance de 7.0 por ciento y Coca-Cola FEMSA 5.5 por ciento.

Esto desde luego en México, ya que en Brasil y Argentina enfrentan la recesión y liberalización del tipo de cambio, respectivamente, temas que afectarán sus resultados. En el país que gobierna Mauricio Macri se espera que los volúmenes de ventas de Arca caigan 5.0 por ciento y que los de Coca-Cola FEMSA bajen 1.0 por ciento. Por cierto, los expertos de Credit no descartan que los resultados de estas firmas puedan empeorar este año ante la situación que enfrenta Argentina.

Sígales la pista.

EL BLINDAJE DE SLIM
Tras la fuerte caída que vienen mostrando los títulos de América Móvil, Daniel Hajj y su equipo ya alistan su estrategia para salir a defender la acción. En la próxima asamblea de accionistas del grupo, a realizarse el 30 de abril, propondrán destinar 12 mil millones de pesos a la recompra de acciones propias, que sumarán a 17 mil millones que no ejercieron el año pasado.

Vaya que los pueden ocupar. Tan sólo en 2015 los títulos de la dueña de Telcel y Telmex acumularon una pérdida de más de 22 por ciento y en lo que va del presente año ya llevan una merma de casi 2.0 por ciento. El entorno de mayor competencia ya empezó a mermar los márgenes del grupo en México y todo apunta a que la tendencia seguirá ante un AT&T cada vez más fuerte. En la asamblea, también se propondrá pagar un dividendo de 0.28 pesos por acción, lo que representa un yield de 2.2 por ciento. ¿Premiecito?

LA GENEROSA KIMBERLY
A propósito de dividendos, el próximo 25 de febrero Kimberly-Clark de México celebrará su asamblea anual de accionistas en la que propondrá la distribución de 1.52 pesos por acción. Si usted revisa el nivel al que cerraron los títulos del grupo el pasado martes (41.48 pesos), dicho dividendo implica un rendimiento (dividend yield) de 3.7 por ciento y será casi 3.0 por ciento más alto que el pagado en 2015.

Además de la atractiva política de dividendos que suele tener la firma que dirige Pablo González, el año pasado tuvo resultados sólidos que superaron las expectativas, lo que fue premiado por el mercado. En 2015 sus títulos ganaron 26 por ciento en la BMV y en lo que va del 2016 ya acumulan otro 3.8 por ciento.

Para los próximos 12 meses, analistas ubican la acción en 42.6 pesos, un potencial de subida de sólo 1.6 por ciento. ¿Compra o vende?

También te puede interesar:
Rassini aceleraría con Ford
La victoria de Larrea
¿Quiere pedir un helicóptero con Cabify?