Opinión

Refutando el último cuento chino

 
1
 

 

Donald Trump descartó a Bernie Sanders como rival por la Casa Blanca. (Reuters)

Algo divertido de ser una persona pública es escuchar algunos de los rumores sobre las cosas terribles, muy terribles, que ha hecho. En mi caso, hace años hubo una falsa historia sobre mi bancarrota personal, y después un cuento sobre que tuve que irme de Princeton por peleas de borracho con mis colegas.

Pensaba que no iban a mejorar. Pero ahora me estoy enterando que he recibido generosos favores de Donald Trump, incluyendo estancias en sus propiedades y fichas gratis para apostar.

Tengo que decir que este villano imaginario suena mucho más interesante que el tipo de carne y hueso.

Así es como suena un cómplice de Wall Street.

El estimable Mike Konczal, del Instituto Roosevelt, señaló recientemente en una publicación en su blog que el aspirante presidencial republicano Marco Rubio es incluso más radical en su deseo por descartar toda regulación a la industria financiera que el resto del campo republicano.

El Sr. Rubio quiere deshacerse de la Ley de Reforma de Wall Street Dodd-Frank, sin ningún reemplazo, y quiere eliminar todos los impuestos a las rentas de capital.

Twitter:@NYTimeskrugman

También te puede interesar:

Encadenada al euro

La recuperación en Europa: el caso de España

El Partido Republicano ha ido demasiado lejos como para darse la vuelta ahora