Opinión

Reforma Hacendaria: preguntas y respuestas (1)

11 septiembre 2013 5:30

 
 
Uno de nuestros órganos más sensibles es el… bolsillo. Por eso, cuando hay un cambio en el sistema fiscal, aun los que usualmente no se interesan en temas económicos, están atentos a ellos.
 
 
Por eso, le enlisto algunas de las preguntas recurrentes que hemos recibido y captado en los últimos días a propósito de esta reforma.
 
 
1-¿Quiénes pagarán más ISR con el incremento de la tasa de 30 a 32 por ciento?
 
 
El incremento propuesto es para quienes ganan más de 500 mil pesos al año. Pagarán 2 puntos más sobre el excedente de esos 500 mil pesos. Esto significa –con las prestaciones de ley- un mayor pago de impuestos a quienes ganan más de 40 mil pesos mensuales brutos aproximadamente. 
 
 
La autoridad ha dicho que se trata del 1 por ciento de la población, de acuerdo con las cifras del INEGI.
 
 
En realidad, si nos atenemos a los datos del IMSS, al menos en lo que se refiere a los trabajadores formales, estamos hablando de 490 mil personas aproximadamente, que significan el 3 por ciento del total. No son pocos en términos absolutos, sí en términos porcentuales.
 
 
2- ¿Es cierto que habrá algunos rubros en los que ya no se pueden hacer deducciones personales para propósitos del ISR?
 
 
No en realidad. Hay que distinguir entre las deducciones asociadas a la actividad profesional que realizan quienes tienen ingresos por honorarios y aquellas que puede hacer en su declaración anual un asalariado. La propuesta en este último caso, las deducciones se topen a dos salarios mínimos con base anual, equivalentes a 47 mil 274 pesos. Es decir, lo que se topa es la suma posible de deducciones personales pero no le ponen límite a alguna en particular. En realidad, esta medida se aplicaría en la declaración que presentarán las personas físicas en abril de 2015.
 
 
3- ¿Va a gravitar el incremento de impuestos sobre la clase media?
 
 
Todo depende de que cómo se defina la clase media. El INEGI estimó que el 1.7 por ciento de la población era la clase alta, es decir, algo así como 2 millones de personas. La clase media es el 39.2 por ciento, 46.2 millones.
 
 
Las familias de la clase alta, sin duda, van a pagar más impuestos.
 
 
Pero, simplemente por la estimación que hacíamos respecto a las cifras del IMSS, también una parte de lo que pudiéramos denominar “clase media alta”, equivalente al 5.7 por ciento de la población y que alcanza 6.7 millones de personas, también estará entre los afectados.
 
 
Otra vez, tal vez la proporción total de los más afectados sea baja, quizás el 7.4 por ciento del total. Pero, son muchos en términos absolutos: 8.7 millones de personas, algo como 87 “zócalos” llenos a reventar. Por eso, los reclamos.
 
 
4- ¿Pagarán más las pequeñas empresas?
 
 
En muchos casos sí. Hasta ahora, entran en la categoría de “repecos” (pequeños contribuyentes) los que tenían ingresos hasta 2 millones de pesos anuales. El nuevo régimen de incorporación propuesto bajará el umbral a 1 millón, de modo que muchos que hoy pagan como “repeco” lo harán con el régimen normal, lo que en la mayor parte de los casos, implicará pagar más.
 
 
Seguiremos con estas interrogantes. Si le inquieta algún tema, hágamelo llegar. 
 
 
¿Y la autoridad?
 
 
Nunca en la historia se ha suspendido la celebración del Grito en el Zócalo y ni el tradicional desfile militar del 16 de septiembre.
 
 
Preocupa –y mucho- que a unos cuantos días siga el plantón de los maestros en la plancha de nuestra principal plaza pública.
 
 
Lo que sería todavía peor es que hubiera algún trastorno en esta celebración, precisamente en el aniversario 100 de las Fuerzas Armadas.
 
 
Las fiestas del 15 y 16 de septiembre en el Zócalo son de la población, por lo que su afectación llegaría directo a nuestra identidad.
 
 
Ojalá que prive la cordura entre los integrantes de la CNTE.
 
 
Twitter: @E_Q