Opinión

Reforma energética ¿descafeinada?


 
 
Como están las cosas, no parece el momento oportuno –nunca se ha encontrado-, para promover una reforma constitucional en materia energética.
 
Lo que los abajo firmantes del Pacto por México analizan, es una reforma a las leyes secundarias para tratar de abrir el sector a la participación privada en rubros que no comprometan la soberanía del Estado Mexicano sobre el petróleo.
 
No suena mal, pero habría que recordarles lo que sucedió cuando Ernesto Zedillo modificó las leyes para permitir la participación de la iniciativa privada en la petroquímicasecundaria.
 
Fue un total y absoluto fracaso; ningún empresario ni nacional ni extranjero arriesgó su capital con ese marco regulatorio.
 
Se supone que los visionarios del Pacto irán más allá de las modificaciones pactadas en su momento por Zedillo, lo cual implicaría un amplísimo debate de todos los sectores involucrados.
 
Es la oportunidad para rescatar a la que ha sido la gallina de los huevos de oro; es la oportunidad de Peña, con los costos políticos que le implicaría.
 
Se verá entonces si Peña es estadista o administrador, como sus antecesores.
 
Follow the money
 
Si no fuera por el momento y porque la iniciativa tiene como destinatario un rival, la pretensión de los 22 senadores del PAN contrarios a  Jorge Luis Preciado de acotar las atribuciones del coordinador parlamentario sería plausible.
 
Pero ocurre en un momento en el que la disputa por el dinero del grupo parlamentario de Acción en el Senado trasciende la frontera de la rancia estirpe blanquiazul.
 
Los 22 senadores afines a Ernesto Cordero y contrarios a Preciado y al líder del PAN, Gustavo Madero, pretendían modificar los estatutos de la fracción para que todas las decisiones del grupo fueran tomadas por mayoría, incluyendo nombramientos y el manejo del dinero.
 
Evidentemente se trata de cercar a Preciado, que tiene –al menos en el papel-, el apoyo de 16 de los 28 senadores del PAN.
 
Las acusaciones van desde préstamos triangulados hasta depósitos para el apoyo de candidatos a puestos de elección popular.
 
Hasta el momento, solo Javier Corral y el propio Preciado han dicho que regresaron los 430,000 pesos que les fueron depositados sin un fin definido, aunque todos saben para qué serían utilizados.
 
Lo que ha quedado claro, es que el cargo le vino grande a Preciado que luego de su nombramiento, hace poco más de un mes, no ha podido reunir ni una sola vez a toda la fracción.
 
Con su designación, Madero se volvió a equivocar pues, por proteger sus intereses, desprotegió al todo el grupo.
 
Y ese error no se paga con los 16.3 millones repartidos generosamente entre amigos y enemigos.
 
Descontón a Agüera
 
Al cierre de este espacio no concluía el debate entre los candidatos a la presidencia municipal de Puebla, Enrique Agüera del PRI y Antonio 'Toni' Gali del PAN.
 
Agüera se despertó ayer con un periodicazo que le pegó justo en la línea de flotación; se le acusa de tener tres propiedades –no declaradas-  en Miami, con un valor superior al millón de pesos.
 
El priista destinó buena parte del día a tratar de desmentir la información, con poco éxito.
 
Evidentemente, “Toni’’ Gali capitalizó el descontón a su adversario; hasta el cierre de este espacio, navegaba sobre aguas tranquilas en el debate.
 
El panista firmó ante notario público 18 compromisos con los habitantes de la capital del estado, que incluyen la construcción de un centro de desarrollo empresarial, una red de video-vigilancia en toda la ciudad, la rehabilitación de las 744 escuelas de nivel básico,  primer empleo para jóvenes y créditos “a la palabra’’ para las mujeres.
 
A ver.