Opinión

Reforma educativa regresa a los salones

Hoy regresan a clases millones de estudiantes de educación básica y media básica, lo que pondrá a prueba la reforma educativa.

Y es que por más esfuerzos que se han hecho, no se ha visto hasta el momento el resultado de tan intensas negociaciones y campañas de información sobre los beneficios de las reformas, que ya debería estar aterrizando en su segunda parte.

Es cierto que ahora se concursan las plazas disponibles, pero ello ya se venía haciendo desde el sexenio pasado, cuando el entonces presidente Felipe Calderón firmó con la exlíder Elba Esther Gordillo Morales el famoso Acuerdo Nacional para la Modernización Educativa (ACE), que igualmente fue rechazado por la CNTE.

Lo que se espera de la reforma educativa no tiene que ver sólo con hacer eficientes los procesos administrativos en la Secretaría de Educación Pública, en los que probablemente haya avances.

Lo que la ciudadanía quiere con la reforma es que los maestros permanezcan en sus aulas y no en las calles, que los niños y adolescentes reciban mejor información y formación, que los contenidos en los programas educativos sean acordes con la realidad del país y del mundo y que la educación por competencias sea el factor que impulse el desarrollo personal, primero, y luego colectivo en el país.

Si la reforma educativa, en los estados en que se ha aplicado, sólo se limita al aspecto administrativo, es decir, a la selección de personal mediante un examen –en todos los rubros económicos sucede–, y a una evaluación sin penalización, la reforma resulta evidentemente coja.

En este periodo escolar que hoy inicia, deberán comenzar a notarse, en las aulas, los beneficios de la  tan cacareada reforma.

* * * *
Se espera que hoy regresen los maestros –es un decir– de Oaxaca a sus aulas, pese a la amenaza de boicotear, como cada año, el inicio del ciclo escolar.

Los maestros –¿?– de la CNTE aseguran que irán a las aulas pero que si el Congreso local no aprueba una ley estatal a modo, como ellos quieren, volverán a los paros y a las manifestaciones, sin que les importe un bledo la niñez y el nivel de atraso que vive el estado.

También en ese estado queremos ver la aplicación de la reforma educativa.

* * * *
El viernes pasado, el secretario de Comunicaciones y Transportes Gerardo Ruiz Esparza y el gobernador de Querétaro José Calzada Rovirosa, firmaron las bases de licitación pública internacional del tren rápido México-Querétaro, el cual tendrá un costo de 40 mil millones de pesos.

De acuerdo con el proyecto, el tren rápido correrá a una velocidad promedio de 300 kilómetros por hora; el tiempo de recorrido de la estación Buenavista en México hacia la terminal de Querétaro, sobre Bulevard Bernardo Quintana será de 58 minutos y transportará diariamente a un promedio de 23 mil pasajeros.

La empresa que obtenga el contrato deberá elaborar un plan ejecutivo que incluya la obra civil como puentes, viaductos, túneles y encargarse de la construcción de la vía, fabricación de material rodante, los trenes con todos los sistemas que lleve asociados de comunicaciones y seguridad y los talleres de mantenimiento.

Los interesados en participar podrán hacerlo en conglomerados y el proceso de presentación y análisis de las propuestas durará un mes.
Se prevé que el tren rápido entre en operación en el segundo semestre de 2017 y permita retirar de la circulación en la autopista México- Querétaro 18 mil vehículos diarios, así como reducir el promedio de mil accidentes anuales en esta vía.

Durante su construcción esta obra generará 20 mil empleos directos y 40 mil indirectos.

La SCT se comprometió a implementar mecanismos para asegurar la transparencia, calidad y el control de costos en todas las interfaces de esta obra en la que participarán más de tres mil técnicos y profesionistas.

A ver.

Twitter: @adriantrejo