EF RADAR
Opinión

Reforma a Ley del IMSS pegaría a vales


 
 
Como es público, el martes pasado, en la agonía del periodo ordinario de sesiones, la bancada del PAN en el Senado de la República, que preside Ernesto Cordero Arroyo, metió freno a la reforma que pretende homologar el salario base de cotización que se reporta al IMSS con la base gravable empleada para el Impuesto sobre la Renta (ISR).
 
La reforma en cuestión implicaría un ajuste en el cálculo de las cuotas obrero-patronales al IMSS, lo que ocasionó que las empresas más grandes del país pusieran el grito en el cielo.
 
Cabe decir que los senadores panistas ocasionaron que el IMSS, que dirige José Antonio González Anaya, pueda ampliar su recaudación al menos en unos 4,000 millones que se pensaba destinar para mejorar el equipamiento de hospitales y por ende sus servicios, y ahora, en el mejor de los casos, la iniciativa volverá a discutirse en septiembre próximo.
 
La reforma al artículo 27 de la Ley del IMSS en sus fracciones V y VI tiene otras vertientes, en especial en la parte de las prestaciones.
 
Al respecto, un estudio elaborado por Deloitte Comunicación respecto de las implicaciones de dicha reforma, refiere que el negocio de vales tendría cambios relevantes.
 
Esa firma refiere un ejemplo donde un patrón que entregue a sus trabajadores vales de despensa en cantidad equivalente a 40% del salario mínimo y además le proporcione servicio de comedor interno (el que mantiene en sus instalaciones), no podrá integrar esa prestación al salario para el pago de cuotas al IMSS, de aprobarse la iniciativa.
 
Esto a partir de que la reforma excluye del salario base para el pago de cuotas a la alimentación en especie, siempre que no se considere ingreso gravado para el trabajador en términos de la Ley del Impuesto sobre la Renta, y tal ordenamiento en el artículo 110 último párrafo, señala que no se considera ingreso en bienes para el trabajador el servicio de comedor y de comida que le sean proporcionados.
 
Y el artículo 27 fracción VII de la Ley del Seguro Social en el dictamen, excluye de acumulación a los vales de despensa, a los de restaurante y a los vales de transporte, siempre que en su conjunto no excedan de 40% del Salario Mínimo General del DF.
 
Como en la hipótesis planteada, el trabajador recibe vales de despensa que no exceden de 40% y no se le otorgan vales de transporte, se exceptúa de acumulación al salario base para el pago de cuotas al IMSS tanto el vale de despensa como la alimentación, por proporcionarse esta última en especie, esto es, en servicio de comedor.
 
En el supuesto de que se apruebe la reforma y el patrón otorgue mismos vales de despensa con el tope de 40% y otorgue servicio de comida, pero a través de vale restaurante, esta última prestación integrará el salario base para el pago de cuotas obrero patronales, puesto que se pierde la exención de la alimentación por el simple hecho de que se proporcione en vales y no por medio del servicio de comedor.
 
En fin, como le digo, la reforma referida tiene diversas implicaciones que deberán revisar los senadores con mayor detalle en los próximos meses, en el entendido que nuestro sistema de seguridad social deberá fortalecerse a fin de responder a las necesidades de millones de familias derechohabientes del IMSS.
 
SCT, réquiem a Mexicana
 
Entre las voces autorizadas que de plano le dan muy pocas esperanzas a Mexicana de Aviación para que vuelva a volar, anote al secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza. Lamentablemente la empresa se quedó sin activos para interesar a un grupo empresarial, a pesar de lo que manifiestan los sindicatos, lo que eleva la posibilidad de una quiebra, aunque la última palabra la tiene la juez del proceso concursal, Edith Alarcón.
 
Saldrá GModelo de BMV
 
Luego de que la semana pasada las autoridades de Estados Unidos aprobaran la compra de Grupo Modelo por parte de Anheuser-Busch InBev (AB InBev), la cervecera de origen belga ya solicitó a la Bolsa Mexicana de Valores, que preside Luis Téllez Kuenzler, la autorización para realizar una oferta pública de compra de las acciones que no posee de la compañía mexicana. La idea es que AB InBev adquiera hasta 2,197 millones 39,442 títulos de la Serie 'C', que representan 49.6606 por ciento del capital social del fabricante de Corona. La Oferta Pública de Adquisición Forzosa precisa que la compañía pagará 9.15 dólares por acción de Grupo Modelo, por lo que el monto de la operación será de 20,102 millones 910,894.30 dólares.
 
Caen ganancias de emisoras
 
Ya que hablamos del mercado bursátil, la reciente entrega de reportes al primer trimestre reveló que las empresas en bolsa no fueron inmunes a la desaceleración que mostró la economía, y que a decir de los primeros datos de la Secretaría de Hacienda, al mando de Luis Videgaray Caso, llevó a que el PIB creciera apenas 1 por ciento. Para documentar esto, le comento que una muestra de 30 emisoras revisada por casa de bolsa Banorte Ixe revela que las ventas cayeron en ese periodo 0.9%, el flujo libre 6 por ciento y la generación de utilidades 20%. Entre los factores que explican el frenón, anote la menor actividad en Estados Unidos y un peso fuerte que encareció las exportaciones. Al parecer esos datos ya fueron descontados por el mercado.
 
Reconocen gestión de Gruma
 
Por segundo año consecutivo, Gruma México fue reconocida como la empresa número uno en 2013 entre aquellas consideradas en el ranking 'Un gran lugar para trabajar', realizado por la firma Great Place to Work Institute, que para conceder el reconocimiento consultó a más de 5,000 colaboradores de la compañía, así como un análisis de las prácticas y políticas relativas a la administración del capital humano en la empresa. El gigante de la tortilla, que comanda Juan González Moreno, enfatizó que Gruma fue merecedora del Premio Credibilidad y Respeto que se otorga a las empresas que logran una comunicación bidireccional eficiente con sus colaboradores, la cual hace que se enorgullezcan de su trabajo y lo reconozcan más allá de su entorno laboral.