Opinión

Reducción de costos en Aeroméxico

16 agosto 2013 5:2

 
 
Seattle, Agosto 15.- Con la renovación de su flota Aeroméxico está enviando la señal al mercado que entrará en una franca reducción en costos.
 
 
Esta tarde llegará al AICM el B787 Dreamliner, sin duda el avión más moderno del mercado en estos momentos que sólo en la parte de consumo de combustible las últimas mediciones arrojan ahorros de casi 30 por ciento.
 
 
El ahorro viene por el lado de sus motores, pero también por el hecho que buena parte de la estructura del avión está hecha con fibra de carbono, lo que es más ligero que el acero.
 
 
La noticia es que Aeroméxico ampliará de 12 a 19 las adquisiciones del Dreamliner, hablamos que los primeros tres aviones llegarán este año, y otros cuatro más en 2014 con lo que la edad de su flota llegará a sólo 9 años, es decir será similar a la que tiene la industria en Estados Unidos.
 
 
Hubo un acierto por parte de Aeroméxico en decidir desde hace más de seis años la compra de los B787, ya que ha sido tal la demanda que si usted quiere adquirir uno pagando en efectivo en estos momentos tendrá que esperar hasta 2024 para recibir el avión.
 
 
De ese tamaño es el desafío que envía Aeroméxico a la industria, en especial en la parte de los vuelos internacionales.
 
 
Aeroméxico en la renovación de su flota además ha apostado por la compra de los B737, de los cuales reportó 45 hasta el cierre de junio y que recibirá más en los próximos meses, me refiero al producto estrella de Boeing si pondera que a la fecha contabiliza más de 10 mil pedidos, siendo el avión más vendido en la historia de la aviación comercial.
 
 
Pero regresando a la aerolínea que tiene al timón a Eduardo Tricio Haro y Andrés Conesa Labastida le puedo decir que Aeroméxico refuerza una estrategia por alcanzar menores costos con la intención de encarar la renovada competencia en la aviación comercial.
 
 
El tema va más allá de tener nuevos equipos como el Dreamliner, pues en las próximas semanas acelerará negociaciones con ASSA, que lidera Ricardo del Valle, para definir el número de sobrecargos que tendrá el B787 y donde la empresa plantea 9 y el sindicato más de 12.
 
 
La realidad es que luego de la trágica historia de Mexicana de Aviación el sindicato de sobrecargos deberá entender que Aeroméxico está dispuesta a ampliar su flota, lo que implicará nuevas contrataciones, pero donde las peticiones de los trabajadores no deberán ser excesivas.
 
 
En fin, los consumidores podrán apreciar las ventajas del Dreamliner a partir de octubre próximo una vez que pase las 100 horas de vuelo que exige la DGAC que comanda Alejandro Argudín y, como le digo, el nuevo avión ofrecerá una comodidad nunca antes vista, pero también ayudará en mucho a apuntalar la operación de Aeroméxico.
 
La ruta del dinero
 
Como parte de la labor de informar los alcances de la Reforma Energética que presentó esta semana el presidente Enrique Peña Nieto, le comento que el director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin se reunió ayer con la plana mayor del Consejo Coordinador Empresarial que preside Gerardo Gutiérrez Candiani.
 
Por lo que se sabe los empresarios se manifestaron muy interesados en apoyar la modernización de nuestro sector energético que ni de lejos significa una privatización, pero sí podría implicar inversiones históricas, tal y como ocurrió en Brasil y Colombia
 
En el marco del vigésimo aniversario de Crédito Real que comanda Ángel Romanos, esa firma financiera ha decidido cambiar su imagen de marca con el fin de generar una mejor recordación entre los inversionistas, comunidad financiera y grupos objetivo de sus diferentes unidades de negocio.
 
Crédito Real en los últimos tres años ha aumentado su portafolio a un ritmo promedio de 25% a 30% lo que ha llevado a que alcance niveles de rentabilidad y eficiencia de 34.2% y 35.2%, respectivamente.