Opinión

Redes efectivas conducen a conexiones duraderas

01 noviembre 2013 5:2

 
Richard Branson / Distribuido por The New York Times Syndicate
 
Pregunta: ¿Cuánto impacto tiene un relacionista realmente efectivo en el éxito de una compañía? ¿Tiene sentido en algún momento contratar a alguien cuya única función sea hacer conexiones interna y externamente?
— Christine Rozman, lectora de Entrepreneur.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Respuesta: Tener éxito en los negocios gira totalmente en torno de hacer conexiones. Aunque en el Virgin Group nunca hemos contratado a alguien cuya descripción de puesto se limite a hacer contactos internos y externos, está implícito que casi todo el personal tiene estas habilidades. Esto ha ayudado a Virgin a ampliarse a tantas industrias diferentes, desde la música hasta los servicios de telefonía móvil.
 
Para un emprendedor, la capacidad para forjar conexiones es una gran ventaja. Cuando se están haciendo negocios en un campo donde uno no tiene experiencia especializada, a menudo es la única forma de hacer bien las cosas. Cuando nuestro equipo en Virgin quería ir al espacio, busqué al mejor ingeniero para que nos ayudara a construir una nave espacial. Una vez que contactamos a Burt Rutan, creador del revolucionario SpaceShipOne, pudimos trabajar en la creación de Virgin Galactic.
 
Estuve pensando en su pregunta en octubre, cuando celebramos el 40 aniversario de Virgin Records, ¡el tiempo vuela cuando uno se divierte! Reunimos a la pandilla original y recorrimos todos nuestros viejos lugares favoritos en Londres. Eso nos remontó a los emocionantes días en los años 70, cuando empezamos a establecer conexiones más allá de nuestro círculo inmediato, cuando Nik Powell planeaba la expansión de Virgin Records a las ventas al menudeo, Simon Draper buscaba los grupos nuevos más sensacionales, Tom Newman experimentaba con nuevas técnicas de grabación y yo comercializaba activamente nuestra marca.
 
Durante el recorrido, visitamos la cripta de una iglesia que usamos como oficina de Student Magazine, la casa flotante en que vivíamos mi familia y yo, y la oficina central original de Virgin en Notting Hill. Terminamos en una exposición, “Virgin Records: 40 años de alteraciones”, en Victoria House. En retrospectiva, fue interesante cuán cercanos estaban los sitios del recorrido; en esos primeros años, rápidamente creamos una comunidad creativa donde vivían y trabajaban muchas personas de mentalidad similar. Esas conexiones beneficiaron a todos los involucrados, en la misma forma en que las redes en Silicon Valley y la Tech City de Londres promueven la innovación.
 
Mis tres amigos y yo hemos tenido nuestra buena parte de discusiones en las últimas cuatro décadas, como toda la gente; especialmente cuando se dirige una empresa mundial juntos. Pero todos terminamos trabajando en diferentes proyectos y siempre estamos dispuestos a estrecharnos las manos de nuevo. Me complació que siguiéramos siendo tan cercanos. Nuestra celebración nos dio la oportunidad de renovar esas amistades y hacer nuevas conexiones. Todos siguen llenos de ideas y trabajando en nuevas empresas y mientras pasamos tiempo juntos, ideamos más planes, como siempre.
 
Eso me hizo pensar en lo importante que es la red de relaciones para los emprendedores. Todo gira en torno al contacto personal. No importa cuán pesada sea su carga de trabajo, no se permita trabajar en su cubículo todo el día, todos los días; por su propio bienestar y la salud de su empresa, necesita salir, conocer gente y desarrollar relaciones. Si discute un asunto de trabajo con un empleado o un cliente potencial mientras toma café, en vez de simplemente enviar un correo electrónico, es más probable que pueda crear una compenetración, la cual será útil si alguna vez necesitan abordar juntos algún problema. Los buenos administradores dan a sus equipos la libertad de establecer sus propios programas, al darse cuenta de que lo mismo aplica a las relaciones de los empleados con sus compañeros y con los clientes.
 
Sin embargo, usted también puede hacer conexiones grandiosas mientras está sentado en su escritorio. A través de las redes sociales puede estar en contacto con casi cualquier persona, y luego contactarla en el mundo real también. Recientemente una alumna de estudios empresariales de 12 años de edad me envió un correo electrónico pidiéndome algunos consejos y yo detecté su nota y le respondí.
 
En estos días, lo único que le impide forjar su red es cuánto tiempo dedique a ello. Todos pueden y deberían ser relacionistas. Esas buenas conexiones engendrarán más buenas conexiones. Al final, todo se reduce a hablar con la gente. Dé seguimiento a la gente con la que le encantaría trabajar y empiece a compartir sus ideas. Pronto descubrirá que ha encontrado algunos socios grandiosos y, más importante, algunos grandes amigos.