Opinión

Red Compartida, ¿por qué es importante?

 
1
 

 

Axtel

El desarrollo de la Red Compartida es de gran relevancia debido a que representa la consecución de los objetivos más importantes de la Reforma Constitucional de Telecomunicaciones impulsada por el señor presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto: más competencia, más calidad, más cobertura y menores precios en los servicios de telecomunicaciones.

La Red Compartida será una red de última generación que llevará a todo el país, por conducto de los operadores, servicios de telecomunicaciones móviles, voz, datos y video, de alta calidad y a precios accesibles. Esta innovadora política pública, de carácter eminentemente social, beneficiará a poblaciones que actualmente no son cubiertas por las redes de los operadores actuales, permitiéndoles acceder a internet y telefonía móvil mejorando sus posibilidades de educación, entre otras ventajas que brinda la interacción con el entorno digital global.

Esta Red de telecomunicaciones será la más grande del país, ofrecerá cobertura 4G a más de 100 millones de mexicanos, reducirá aún más los costos que se requieren para incrementar los servicios de telecomunicaciones ya que fomentará que los operadores compartan infraestructura, evitando que tengan que invertir en el despliegue de sus propias redes, lo que les permitirá llegar a los rincones más alejados de nuestro país, además de que reducirá las barreras de entrada al sector y generará más competencia en beneficio de los usuarios.

La Red Compartida es el proyecto de telecomunicaciones más importante que se ha desarrollado en México y es el más grande que se realiza en este momento en el mundo, siendo el primero en su tipo a nivel global. Esta red ofrecerá a millones de mexicanos la posibilidad de utilizar estos servicios para estar más cerca de sus seres queridos, acceder a internet y mejorar sus oportunidades de educación, conectividad, negocios y acceso al conocimiento, entre otras ventajas que brindan las tecnologías de la información y la comunicación.

La Red Compartida es un modelo innovador. Se distinguirá de otras porque será mayorista, ya que comercializará capacidad, infraestructura y servicios de telecomunicaciones a concesionarios y comercializadoras a un precio de hasta la mitad de lo que hoy tienen que cubrir para ofrecer sus servicios, generando importantes ahorros para los usuarios finales, lo cual contribuirá a hacer más competitivo el mercado de telecomunicaciones. Por eso es un caso tan observado internacionalmente.

El pasado 17 de noviembre, en cumplimiento con el calendario del concurso de la Red Compartida, se llevó a cabo el fallo de la licitación, en el que resultó ganador el consorcio internacional Altán, al cumplir con los requisitos legales y los establecidos en las bases del concurso, ofreciendo una cobertura para 92.2 por ciento de la población, o sea más de 110 millones de habitantes.

El consorcio Altán está integrado principalmente por Morgan Stanley Infrastructure, el International Finance Corporation del Banco Mundial, el fondo de pensiones canadiense de Québec y también de mexicanos a través de las Afore, así como el empresario de telecomunicaciones Eugenio Galdón y las empresas mexicanas Axtel y Megacable quienes participarían mediante una serie especial de acciones sin derecho de voto y sin influencia en su administración.

Por la experiencia reunida por los integrantes de Altán en el desarrollo de proyectos de telecomunicaciones, tenemos plena confianza en que habrán de llevar a buen puerto el proyecto de la Red Compartida, el más relevante en la historia de las telecomunicaciones en nuestro país.

Todas las etapas del concurso fueron celebradas en sesiones públicas, transmitidas en vivo por internet. Se contó con la presencia de Transparencia Mexicana como testigo social del proyecto, de dos fedatarios públicos, de observadores registrados en los términos establecidos en las bases del concurso y de dos representantes del Órgano Interno de Control en la SCT. El concurso fue llevado a cabo con plena transparencia, apego a la legalidad y absoluta imparcialidad.

Asimismo, también contó con el acompañamiento permanente y asesoría financiera de Bank of América Merrill Lynch.

Toda la información es pública de manera equitativa para todos los participantes a través del portal de transparencia de la SCT, todo lo cual no deja duda de la imparcialidad y legalidad de la licitación.

También cabe destacar que es la primera Asociación Público-Privada en el mundo en adoptar el Estándar de Datos para las Contrataciones Abiertas (EDCA), modelo promovido por el Banco Mundial para transparentar la información de todas las etapas de un concurso público, desde su planeación hasta su implementación.

La Red Compartida es un proyecto único en el mundo que se convertirá, además, en una plataforma de innovación para desarrollar aplicaciones tecnológicas de vanguardia como internet de las cosas y las ciudades inteligentes. Servirá, por ejemplo, para que contemos con mejores herramientas de control de tráfico, alertas tempranas de protección civil, detección de fugas de agua, monitoreo del transporte público y privado, rastreo de los bienes que se mueven en las carreteras de nuestro país y muchas otras aplicaciones que hoy ni siquiera imaginamos.

Estimaciones de la empresa Cisco señalan que el tráfico de datos móviles en América Latina crecerá ocho veces hacia 2020, por lo que modernizar nuestras redes de telecomunicaciones es fundamental para el desarrollo de nuestro país.

Es de destacar que la Red Compartida será administrada por la primera Asociación Público Privada (APP) autofinanciable en el país, por lo que se desarrollará sin generar presiones presupuestarias al gobierno de la República. Asimismo, los gastos de inversión, operación y mantenimiento serán asumidos por el concursante ganador.

Una vez asignado el proyecto, el Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel) será el organismo de la SCT encargado de vigilar el cumplimiento del contrato de APP a celebrarse con el concursante ganador.

El fallo sucedido el pasado 17 de noviembre resulta muy alentador. Podemos estar seguros de que vamos por el camino correcto para dar forma al proyecto de desarrollo de infraestructura de telecomunicaciones más grande que se ha emprendido en México y asegurar que sus beneficios estén al alcance de todos los mexicanos.

El autor es Secretario de Comunicaciones y Transportes.