Opinión

Reconocimiento internacional a la reforma de telecomunicaciones

 
1
 

 

antena bloomberg

México al igual que otras naciones enfrenta importantes retos derivados de factores externos, como son la caída de los precios internacionales del petróleo, el alza en las tasas de interés y la desaceleración del crecimiento de las grandes economías. No obstante, a diferencia de lo que ocurre en otras latitudes, nuestro país cuenta hoy con condiciones estructurales que le permiten hacer frente al incierto panorama internacional.

Recientemente el Presidente de la República, Licenciado Enrique Peña Nieto, expresó que “mientras otras naciones apenas inician diagnósticos y buscan concretar acuerdos políticos para posibles reformas estructurales, en México ya nos atrevimos, estamos aplicándolas y recibiendo beneficios por haber tomado la delantera”.

Estas trascendentes reformas estructurales, aprobadas por el Congreso de la Unión y puestas en operación por el Gobierno de la República, se están traduciendo en beneficios inmediatos y tangibles para la población y en oportunidades que están proyectando un desarrollo más promisorio para nuestro país.

Es el caso de la Reforma Constitucional en Telecomunicaciones, la cual suma ya importantes reconocimientos como el de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), que distinguió al Programa México Conectado como uno de los mejores proyectos del mundo en la categoría de Infraestructura en Información y Comunicación, y el recientemente obtenido en Barcelona, España, a través del cual el gobierno mexicano fue galardonado con el Global Mobile Award que otorgan los operadores de telecomunicaciones del mundo al liderazgo gubernamental mexicano por esta reforma de gran calado.

Se trata del reconocimiento mundial más importante que puede otorgarse a los gobiernos por la implementación de políticas que promueven el crecimiento del sector de telecomunicaciones, debido a que facilitan el acceso de la población a la banda ancha móvil, favorecen la inversión y la competencia en las telecomunicaciones e implementan buenas prácticas de transparencia gubernamental.

Son importantes distinciones que subrayan la trascendencia de la Reforma de Telecomunicaciones y un cambio histórico orientado a intensificar la competencia en este sector, así como lograr más acceso, cobertura y menores precios para la población. Hace apenas dos años se publicaron sus leyes secundarias y a partir de ese momento México ha transitado hacia nuevas condiciones propicias para el desarrollo de sus telecomunicaciones.

La Reforma ha incentivado el crecimiento del mercado a través de una nueva y más moderna regulación, reconocida por la OCDE como menos restrictiva que el promedio de los países que la integran, lo que ya ha incidido en los niveles de penetración del servicio de banda ancha móvil.

A partir de la Reforma las suscripciones a este servicio prácticamente se duplicaron al pasar de 23 a 57 suscriptores por cada 100 habitantes. Esto significa que cada vez más mexicanos tienen acceso a Internet y aprovechan los beneficios que ofrece.

También ha impactado directa y positivamente en el bolsillo de las familias, generando ahorros anuales para los usuarios superiores a los 20 mil millones de pesos, derivados de la eliminación del cobro de las llamadas de larga distancia nacional y de la disminución del 40.7% de los precios por larga distancia internacional, así como del 29% en los de telefonía móvil. Cabe destacar que de acuerdo a datos del Banco de México este es uno de los principales factores que a la fecha ha permitido que nuestro país tenga la tasa de inflación más baja de su historia.

Abrir el escenario a la participación de inversión extranjera también ha contribuido a captar inversiones productivas generadoras de empleos. La Inversión Extranjera Directa (IED) en el sector creció 200% en los últimos dos años, a través de una inversión de 6 mil 500 millones de dólares, cifra que representa el 12% del total de la IED en México.

Recientemente las empresas mexicanas del sector han anunciado que en los próximos tres años registrarán inversiones por 13 mil 500 millones de dólares, lo cual contribuirá a generar mejores servicios y mayor número de empleos.

Es de hacer notar que el sector de las telecomunicaciones se mantiene como uno de los más dinámicos de la economía. Entre el tercer trimestre de 2014 y el tercer trimestre de 2015, el PIB del sector de telecomunicaciones creció 20.9%, cifra superior al promedio nacional.

Es por estos beneficios derivados de un histórico cambio estructural que nuestro país es reconocido internacionalmente. La Reforma de Telecomunicaciones representa un parteaguas en la historia moderna de nuestra nación que ha dado paso a la consolidación de un México en movimiento, más moderno e incluyente.

El autor es Secretario de Comunicaciones y Transportes.

Twitter:@gruizesp

También te puede interesar:

México, una nueva era en telecomunicaciones

Balance de tres años

Infraestructura, sinónimo de desarrollo