Opinión

Real Estate y el TLCAN 2.0

17 agosto 2017 5:0
 
1
 

 

NAFTA

Los beneficios reales en la industria inmobiliaria mexicana a partir de una nueva versión o renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) son poco claros y abren áreas de oportunidad para nuevos planteamientos sobre el futuro del negocio.

El tema que en el fondo ocupa es lo que cambios eventuales o incluso la salida de Estados Unidos del acuerdo, es el impacto real que podría generar en industrias como la automotriz que hicieron impacto relevante en la creación de infraestructura y edificación de espacios industriales. Basta ver lo ocurrido en el Bajío y Puebla, a partir del anuncio de inversiones en los últimos cinco años.

Sobre el particular, Sergio Pérez de CBRE compartía ayer su visión positiva incluso en otras industrias como la electrónica y de equipo médico.

La previsión no fue amplia, pero sí previó la continuidad de proyectos y planes de expansión ya programados en el real estate. Ese solo hecho es el que mantiene a sectores en crecimiento. Es el caso del mercado inmobiliario industrial, logístico y corporativo.

Más allá de los primeros comentarios, es un hecho que en el sector se dejaron de ver los años récord en absorción de espacios comerciales, industrial y corporativo.

Las razones están más ligadas a la ralentización del ciclo inmobiliario que está a punto de llegar a su punto más bajo. No obstante, el TLCAN aunado al efecto que debería verse con las reformas del sector financiero y energético crean una coyuntura de reflexión. La lógica de los pronósticos positivos de lo que está por venir se basa en los números.

Durante los primeros seis meses del año, México logró captar 15,645 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) de los cuales Estados Unidos representó 52% y creció a un ritmo de 8.8% con todo, además de la fuerte influencia que aún mantiene el sector manufactura.
La solución aunque no inmediata será la diversificación de mercados.

Entre ellos habrá que tomar en cuenta a España, Canadá, Alemania, Japón y desde luego otras economías de la región Asia Pacífico.
Como en otros ciclos, las oportunidades de diversificación se asoman entre quienes prefieren tomar ventaja en días de incertidumbre o confusión.

En particular porque la segunda mitad del año, será atípica en su fase expansiva tradicional y porque es el preámbulo del 2018, cargado de la pausa obligada del proceso electoral.

De nuevo, la atención al mercado interno pudiera ser una salida temporal en tanto el mapa global y la política de comercio internacional del país se define.

Correo: colguin70@gmail.com

Twitter: @claudiaolguinmx

También te puede interesar:
La otra batalla en las hipotecas
Hipotecas diferenciadas

Hipotecas Pyme